Acció Cultural asegura que TV3 se podría ver ya en la Comunitat si existiera "voluntad política" y no "censura"

VALENCIA, 9 (EUROPA PRESS)

Acció Cultural del País Valencià (ACPV) aseguró hoy que la televisión autonómica de Catalunya (TV3) se podría ver ya en la Comunitat Valenciana si existiera "voluntad política" y no "censura", porque "no hace falta un tercer multiplex, puesto que con el segundo que ya tiene concedido el Gobierno valenciano sería más que suficiente para hacer llegar al País Valencià los cuatro canales actuales de la Corporació Catalana de Mitjans Àudiovisuals".

El colectivo se expresó en estos términos en un comunicado en respuesta a las declaraciones realizadas ayer por el vicepresidente primero del Consell, Vicente Rambla, quien aseguró que el acuerdo de reciprocidad entre las televisiones autonómicas de la Comunitat Valenciana (Canal 9) y Catalunya (TV3) está "muy cerca" y aseveró que falta un "último aspecto", que es que el Gobierno central habilite un múltiplex para poder hacer efectivo dicho convenio.

Al respecto, Acció Cultural indicó que estas manifestaciones de Rambla "no se corresponden con la verdad". Así, la entidad destacó que el vicepresidente de la Generalitat "sabe perfectamente que no hace falta un tercer multiplex" para que se puedan ver las emisiones de TV3 en el territorio valenciano.

Del mismo modo, la formación subrayó que Vicente Rambla "esconde también el hecho que el actual conflicto nace por el intento del actual Gobierno valenciano de cerrar el conjunto de repetidores de TV3 en el País Valencià y castigar económicamente a nuestra entidad". En esta línea, manifestó que este "intento ya dura más de dos años" y comentó que, por el momento, ha costado a Acció Cultural "el cierre de tres repetidores y la imposición de tres multas por un volumen total de 700.000 euros".

"Si realmente hay voluntad de diálogo y solución de los problemas, por qué no empieza la Generalitat valenciana por archivar los expedientes contra ACPV y retirar las multas que nos han sido impuestas", se preguntó el colectivo.

Según Acció Cultural, Rambla "se ha visto obligado a salir del paso ante la creciente demanda de la sociedad valenciana de poner fin a un caso de censura y de persecución política inédito en cualquier democracia, pero con sus afirmaciones sólo intenta esconder que el conflicto es político, creado por su propio Gobierno y perfectamente solucionable mañana mismo si hay voluntad política mediante el segundo multiplex que tiene la Generalitat y que está disponible".

Finalmente, la entidad denunció que, además de la "censura" de un medio de comunicación público como es TV3 y de la "persecución política" de ACPV, "lo que hay detrás de la actitud del Gobierno valenciano es, además, el intento de conseguir un nuevo multiplex para usarlo para dar nuevas concesiones a televisiones políticamente amigas".