Acreedores de Seop de toda España protestan en Sevilla para pedir un cambio de la Ley Concursal al no cobrar lo adeudado

SEVILLA, 30 (EUROPA PRESS)

Unos 150 acreedores de la empresa constructora Seop se concentraron hoy ante los juzgados de Sevilla para pedir una modificación de la Ley Concursal a nivel nacional y solicitar a los administradores concursales de Seop que presenten una demanda contra el grupo ante el Juzgado de lo Mercantil número uno de Madrid que lleva el concurso "ya que la actual ley no permite ejercer esta acción a los acreedores".

Fuentes de la Asociación Española de Proveedores Impagados de la Construcción (Aepic), convocante de esta concentración, precisaron a Europa Press que los acreedores llevan más de un año "esperando para el cobro sin éxito y no termina de resolverse el concurso".

Así, unos 150 acreedores de Seop de todo el país se concentraron ante los juzgados sevillanos, donde se juzgó hoy a un grupo de proveedores denunciados por desórdenes públicos tras paralizar unas obras de la empresa Alcalá 120 --empresa que pertenecía a Seop y que ahora es filial de Caixa Cataluña-- y posteriormente se dirigieron a la sede de Caixa Cataluña, después de que Seop vendiera su participación en la empresa Alcalá 120 a la caja catalana.

Un grupo de proveedores paralizaron el pasado 11 de marzo las obras de Seop en Bormujos (Sevilla) para protestar por la falta de pagos a las pymes y autónomos que colaboraron con esta sociedad declarada en concurso de acreedores, por lo que fueron denunciados por desórdenes públicos ante lo que, según las fuentes "han salido absueltos por no haberse presentado la parte denunciante".

Las fuentes recordaron que Seop tiene 4.000 acreedores, de los que entre 700 y 800 son andaluces, lo cual suponen unas 40.000 familias afectadas a nivel nacional y unas 6.400 familias en Andalucía.

"Los proveedores iremos a protestar donde haga falta, pues ahora empezaremos a ver los embargos a las posesiones y las viviendas de los acreedores", agregaron las fuentes, que recordaron que el 80 por ciento de los 363 millones de euros adeudados por Seop pertenecen a autónomos y pymes, por lo que "no es justo que paguemos los pequeños empresarios y autónomos los impagos de grandes empresas".

Precisaron que, mientras que en el caso de la empresa Martinsa "casi todo se le debe a la banca", el caso de Seop "es más sangrante", puesto que "la mayor parte de acreedores son pymes y autónomos y hay 4.000 empresas, que arrastran cada una ocho o diez empleados, por lo que hay 40.000 familias que están pasando muchas penalidades y calamidades, 6.000 en Andalucía".

En el caso de la obra de Bormujos, Seop adeuda a 14 proveedores, con los que estuvo negociando la contratación de las obras y el pago de las deudas, e incluso se presentaron nuevos presupuestos e hicieron trabajos de mediación, con la esperanza de reiniciar las obras y cobrar así parte de las deudas.

Lamentaron que hace un parte de meses Alcalá 120 encargó la contratación de las obras a una constructora del grupo Caixa Cataluña "sin contar para nada con los trabajadores que había trabajado en la promoción", lo que provocó el inicio de las protestas por parte de estos proveedores.