ACS estudia la compra de otra constructora en Estados Unidos

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

ACS estudia la adquisición de una nueva constructora en Estados Unidos para ampliar la implantación con que ya cuenta en el país, en el que suma una cartera de negocio de unos 3.000 millones de euros, anunció hoy el presidente del grupo, Florentino Pérez.

El grupo ya cuenta con una empresa en el país desde finales de 2007, cuando adquirió Schiavone, firma especializada en obra civil y con sede en Nueva Jersey.

El interés de ACS por seguir creciendo en Estados Unidos coincide con el anuncio de importantes planes de infraestructuras en el país por parte de la Administración de Barack Obama.

También se registra después de que en el último año el grupo lograra importantes contratos, fundamentalmente de concesiones, en el país norteamericano. ACS está presente en Estados Unidos con su actividad constructora desde que en 2006 se adjudicada obras de ampliación del Metro de Nueva York.

En la actualidad, según desveló Pérez, ACS estudia varias pequeñas compañías, fundamentalmente en las zonas en que ya está presente (Texas, Nueva York y Florida). "Estados Unidos continuará siendo en los próximos años un mercado de referencia y de crecimiento para ACS en el desarrollo de infraestructuras de obra civil", garantizó su presidente en la rueda de prensa posterior a la junta de accionistas del grupo.

En paralelo, el grupo continúa trabajando para materializar su entrada en China mediante la ejecución del acuerdo alcanzado para tomar un 30% del capital de la constructora del grupo chino Citic. "Es muy difícil concebir el futuro sin China", argumentó Florentino Pérez.

El presidente de ACS ratificó además el compromiso de la compañía con Hochtief, grupo constructor alemán en el que controla el 30%, con el que lograr llegar a mercados en los que no está presente, como Australia, y con el grupo de infraestructuras Abertis, del que tiene un 25,8%.

"OPTIMISTA" ANTE LA CRISIS

En cuanto a 2009, además de cerrar la venta del 45,3%, ACS seguirá con su política de desinversión de activos maduros y no estratégicos. Así, tiene en venta su negocio logístico portuario (la filial Dragados SPL) y una autopista de Chile (Vespucio Norte), si bien asegura no tener prisa para cerrarlas, "dado que además no se da el momento más adecuado en el mercado".

Con todo, ACS prevé cerrar el año con un beneficio neto entre un 5% y un 10% superior al de 2008 (incluyendo extraordinarios por ventas) y un aumento de facturación del 5%, y "salir así reforzado de la crisis".

En este sentido, durante su intervención ante la junta general de accionistas de ACS, Florentino Pérez se mostró "optimista" de cara al futuro. "Creo en la recuperación de nuestra economía y en un nuevo salto adelante del milagro español, de la historia de éxito de la economía española en las últimas décadas", proclamó.

El también candidato a la presidencia del Real Madrid instó no obstante a todos los agentes sociales a lograr un consenso para abordar la "reestructuración que requiere la economía española" que, en su opinión, pasa por un "profundo" cambio en el desarrollo de los recursos humanos, una mejora del tejido industrial, y la reestructuración del sector inmobiliario y también del financiero "en su conjunto".

"Es evidente que las medidas necesarias (para superar la crisis) requerirán del compromiso y esfuerzo de todos, en consonancia con la magnitud de los retos que nos plantea la crisis actual", declaró.