Adegi dice que las residencias de mayores no pueden asumir la plataforma sindical que incrementaría sus costes un 50%

Apela a la "responsabilidad" de los trabajadores para que "la calidad" del servicio "no se vea mermada" por posibles huelgas

SAN SEBASTIAN, 22 (EUROPA PRESS)

La asociación de empresarios de Gipuzkoa Adegi aseguró hoy que las residencias de la tercera edad del territorio histórico continuarán ofreciendo su servicio "con responsabilidad como hasta ahora" pero "no pueden asumir la plataforma sindical que supondría incrementos en sus costes de un 50 por ciento".

En un comunicado, Adegi afirmó que el convenio de Residencias de la Tercera Edad es "el mejor del Estado con diferencia", con unos salarios "superiores en un 25 por ciento, siendo el único que contempla una jornada de 35 horas semanales".

En este sentido, consideró que los incrementos salariales en su conjunto "no pueden ser superiores a los incrementos de las tarifas que la Diputación tiene concertadas", ya que "la mayoría de las plazas de residentes son concertadas".

Además, señaló que los servicios mínimos que se acuerden por la autoridad laboral "deberán preservar y garantizar por encima de todo la seguridad, la salud y la atención de las personas mayores".

"La responsabilidad y una atención de calidad a las personas mayores usuarias de las Residencias han sido, son y serán los principios que inspirarán la actuación de Adegi, la Federación de Residencias y Servicios de Atención a Mayores LARES y el conjunto de las Residencias de la Tercera Edad en el proceso negociador para un nuevo Convenio del sector", aseveró.

Por otra parte, recordó que la "responsabilidad y la garantía de una atención de calidad" a las personas mayores "propició que hace cuatro años se llegará a un acuerdo para un Convenio que es el mejor del Estado en salarios, jornada y condiciones laborales en su conjunto".

Adegi afirmó que es "desde la responsabilidad y garantía de una atención de calidad a las personas mayores", que ha hecho, al igual que LARES, su propuesta empresarial en la presente negociación "proponiendo incrementos salariales del IPC, y otro tipo de mejoras", como "permisos de maternidad o avances en vigilancia de la salud", lo que, a su juicio, "permitiría a los trabajadoras del sector seguir contando con el mejor Convenio del Estado de largo".

En este sentido, aseveró que esa "misma responsabilidad y compromiso" le lleva a "no poder aceptar la plataforma sindical presentada, que no ha sido modificada desde su presentación inicial en ninguno de sus términos", y que supondría para las empresas "unos incrementos en sus costes del 50 por ciento o superiores", lo que "pondrían en serio riesgo su propia viabilidad, y repercutiría directamente sobre las personas mayores usuarias y sus familias".

"La responsabilidad y nuestro compromiso con la atención de los mayores nos llevan a no poder aceptar incrementos salariales que sean superiores a los incrementos de las tarifas que la Diputación tiene concertadas", insistió.

"FUERA DE LA REALIDAD"

Asimismo, consideró que ante la actual coyuntura económica, "con un descenso de la actividad y del empleo, con su consiguiente efecto en las cuentas públicas no es el momento más adecuado para plantear incrementos en los costes que están fuera de la realidad".

Por otra parte, denunció que los trabajadores del sector de Residencias de la Tercera Edad, "que cuentan con el mejor Convenio del Estado", pretenden "su equiparación con la función pública, algo que no está en manos de las empresas", ya que "los procedimientos de acceso a la función pública y a sus condiciones laborales y salariales están legalmente establecidos" y deben respetar "los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad".

Finalmente, Adegi frente a las convocatorias de huelga que en este sector pudieran producirse en el futuro apeló a la "responsabilidad de los trabajadores" para que "la calidad en la atención a las personas mayores no se vea mermada por dichas situaciones", al tiempo que consideró que los servicios mínimos que se acuerden por la autoridad laboral deberán "preservar y garantizar por encima de todo la seguridad, la salud y la atención de las personas mayores".