Adepa alega contra el plan especial de protección del Alcázar y el barrio de Santa Cruz

SEVILLA, 29 (EUROPA PRESS)

La Asociación para la Defensa del Patrimonio de Andalucía (Adepa) ha formulado alegaciones contra el contenido del avance del 'Plan Especial de Protección del Sector 6 del Conjunto Histórico de Sevilla: Real Alcázar', redactado por los arquitectos Rafael Bermudo y Vicente Llanos para el sector urbano que rodea al conjunto defensivo y palaciego de los Reales Alcázares, reclamando la conservación de la fisonomía del Patio de Banderas y del Jardín del Crucero entre otros aspectos.

El documento de alegaciones, recogido por Europa Press, advierte de "alteraciones graves" en el Jardín del Crucero con motivo de la instalación de un forjado y se opone a las excavaciones arqueológicas proyectadas en el Patio de Banderas reclamando que se conserve su "especial fisonomía", manifestándose también contraria la organización a las catas planeadas en la guardería que linda con los jardines del recinto palaciego.

Adepa advierte además de que este documento de avance, el texto primigenio de un plan que podría estar definitivamente aprobado a finales de 2010 según las previsiones del Ayuntamiento, plantea la "recuperación" de la primitiva puerta de los Reales Alcázares en el número 16 del Patio de Banderas, temiendo así el "derribo" de este edificio al no existir información concreta al respecto. En ese sentido, alerta el colectivo conservacionista que el documento carece de "un mínimo catálogo" de las edificaciones afectadas y aporta sólo "una mera relación de estilos y tipologías".

Se opone el colectivo también a las expropiaciones del bar Cristales y del número 1 de la calle Deán Miranda y además advierte de que se propone un "aumento de edificabilidad en la mayor parte de los edificios" contraviniendo así la propia legislación en materia de patrimonio, porque "la elaboración de planes sectoriales no puede nunca implicar una carta blanca para romper con la Ley de Patrimonio". Así, Adepa pide una revisión de las ordenanzas del plan y "profundizar en el estudio del área afectada".

CATAS ARQUEOLÓGICAS Y PROTECCIÓN

El documento, según lo expuesto por el Ayuntamiento, contiene un catálogo exhaustivo en cuanto a los activos patrimoniales que pueblan el barrio de Santa Cruz y los aledaños de los Reales Alcázares, además de "interpretaciones arqueológicas" y "propuestas encaminadas a posibilitar excavaciones" que recuperen el legado histórico que guarda el subsuelo de la zona, "principalmente" el patio de Banderas y la basílica visigótica que yace debajo y los jardines de los Reales Alcázares, al objeto de enlazar las excavaciones acometidas en 1976 y 1999 tal y como señaló a Europa Press el arquitecto Vicente Llanos.

El objetivo del plan es delimitar con exactitud dentro de la trama urbana del histórico barrio de Santa Cruz el recinto del Real Alcázar, identificando así las aproximadamente 90 fincas concretas afectadas por la protección de Bien de Interés Cultural (BIC) y las condiciones que pesan sobre cada una de ellas. Según el arqueólogo del Real Alcázar, Miguel Ángel Tabales, el plan prevé distintos niveles de catalogación, de A a D, para las edificaciones anexas, así como la concreción de protección de grado máximo a nivel 3 en el ámbito arqueológico.