Afectados por Impacto Aéreo piden nuevo diseño de pistas y rutas en Barajas tras reconocer Blanco "descuidos" en seguridad

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

La Asociación Nacional de Afectados por el Impacto del Tráfico Aéreo solicitó hoy al Ministerio de Fomento que preserve los pasillos aéreos y que reconfigure la utilización de las pistas y de las rutas aéreas de Barajas, tras reconocer esta mañana el titular del departamento, José Blanco, que se hubo "descuidos" en seguridad y funcionalidad al diseñar el aeropuerto.

La abogada de la asociación, María Ángeles López Lax, que se mostró "entusiasmada" por las declaraciones de Blanco, explicó que la problemática de Barajas es que las cuatro pistas se cruzan entre sí y se utilizan, indistintamente, para aterrizar y despegar. "Por ejemplo, cuando un avión va a a aterrizar y no puede por un problema, se produje un 'aborto' que le obliga a seguir una ruta frustrada, momento en el que se topa con otra aeronave que quiere despegar", indicó.

La abogada cree que la ampliación de Barajas se acometió mal porque "las pistas no funcionan como independientes entre sí, ya que los aterrizajes y despegues dependen unos de otros". "No se puede poner un aeropuerto delante de otro, ya que interfieren las operaciones", dijo.

Por ello, López Lax señaló que las operaciones planificadas por Barajas actualmente podrían ser cubiertas tan sólo por dos pistas paralelas. No obstante, manifestó que, de todas formas, sería "imposible" alcanzar el objetivo de 120 operaciones diarias, un 20 por ciento de las 90 actuales. "Llevo cinco años luchando por esta cuestión. Se están forzando las operaciones para poder alcanzar el objetivo de 120 operaciones diarias", dijo.

Asimismo, asegura que su propuesta no implicaría un cambio de rutas y beneficiaría a los ciudadanos del Norte de la capital sin perjudicar a los del Sur. Por otro lado, la abogada solicitó que se preserven los pasillos aéreos de las rutas que sobrevuelan la región para evitar la contaminación acústica a favor de los intereses urbanísticos.

PROBLEMAS CON AVES Y MÁRGENES DE SEGURIDAD

Por otra pare parte, uno de los portavoces de la asociación y miembro de la plataforma de afectados de Tres Cantos, Pedro López Peña, señaló a Europa Press que la ampliación de Barajas obligó a reestructurar unas infraestructuras "cogidas por los pelos".

Desde el punto de vista de seguridad, criticó que haya rutas que sobrevuelan el Monte de Viñuelas, una zona especial de protección de aves (Zepa). "Ya ha habido aviones que han impactado con aves aunque, afortunadamente, de momento, no ha habido desgracias", agregó.

Por otro lado, López Peña denunció que las pistas de aterrizaje estén enfocadas hacia los depósitos de combustible, "lo que multiplica los problemas en caso de un aterrizaje fallido". Otro inconveniente, según el portavoz de los afectados, son los "escasos márgenes de seguridad" con los que cuentan las pistas tanto en los aterrizajes como en los despegues.

Para solucionar estos problemas, López Peña apostó por la construcción de una nuevo aeropuerto de pasajeros que divida el tráfico aéreo "lo que redundaría en una mayor seguridad y evitaría así maniobras peligrosos". "A Blanco le honra el reconocimiento de los problemas. Ahora hay que coger el toro por los cuernos", concluyó.