Afer dice que se quiere acabar con el grupo y su presidente y denuncia que se ha "manipulado" la información sobre obras

Dice que todo responde a un "desencuentro" con Bilbao y denuncia "amenazas" por parte de "instancias en la órbita" del diputado

BILBAO, 29 (EUROPA PRESS)

El presidente del grupo Afer, Jabyer Fernández, denunció hoy que la decisión de la Diputación foral de rescindir varios contratos con su grupo se enmarca en un intento de "acabar" con la empresa y su responsable y a un "desencuentro" con el diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao. Fernández anunció que acudirá a los tribunales por la "manipulación" que, a su juicio, se ha dado sobre el estado de las obras que se adjudicó al grupo y denunció "amenazas" por parte de "instancias en la órbita" de José Luis Bilbao para que no se les realicen adjudicaciones.

De esta manera, se refirió a la decisión de la Diputación foral de Bizkaia de iniciado los trámites administrativos para la rescisión contractual de cuatro obras adjudicadas a Fonorte, del grupo Afer, por el "grave perjuicio público que el retraso acumulado en ellas está provocando".

El presidente del grupo Afer manifestó que el "desencuentro" no es entre la institución foral y el grupo empresarial y algunas de las sociedades que lo conforman, sino entre "José Luis Bilbao y Jabyer Fernández".

Según explicó, dicho desacuerdo tuvo sus orígenes en diciembre de 2007, momento en el que la institución foral dirigida por José Luis Bilbao "incumplió" la obligación establecida "por contrato" de poner a disposición de Habidite Technologies los suelos para la implantación de una factoría llamada a generar más de 1.000 puestos de trabajo directos.

"Todas las problemáticas que existen en paralelo entre la Diputación y el Grupo Empresarial Afer pivotan alrededor de la intención no confesada, por parte del diputado general, de incumplir los compromisos adquiridos, previa firma de contratos, el 15 de diciembre de 2006, y no constituyen más que una cortina de humo llamada a desviar la atención de este propósito", aseguró.

Asimismo, aseguró que las informaciones sobre las obras adjudicadas a alguna de las empresas de Jabyer Fernández han sido "constante y malintencionadamente adulteradas y perjudicadas por técnicos e instancias dependientes de la Diputación Foral de Bizkaia". Todo ello, según el grupo, con un "objeto claro, el de perjudicar la imagen de Jabyer Fernández y de sus empresas".

"Es claro que dicha estrategia sólo buscaba un fin, acabar con la empresa y el empresario y de esta manera no cumplir con Habidite Alonsotegi, de forma y manera que los compromisos adquiridos, sin duda una mera estrategia en época electoral destinada a consolidar el voto en la comarca de Las Encartaciones, no tenga que ser llevada a efecto", manifestó.

FRONTON DE MIRIBILLA

En relación a la obra del frontón de Miribilla, "especialmente ilusionante" para el grupo empresarial, afirmó que el 9 de febrero de 2009 la empresa Fonorte Constructora S.A. hizo levantar acta notarial ante la notaria Ana Gortazar González, donde se reflejaba que el libro de órdenes y asistencias de la obra "no contenía ni una sola anotación desde el comienzo de la obra, lo que indica que no existía ninguna incidencia".

Asimismo, manifestó que "incomprensiblemente", el 12 de Marzo de 2009 "existen no uno, sino tres libros rellenados con incidencias fechadas desde el 19 de julio de 2007 en un libro visado por el colegio de arquitectos el 19 de Marzo de 2008, esto es, casi un año después".

"Esto, claramente, demuestra que la información en él recogida es producto de manipulación fraudulenta y responde a una estrategia encaminada a desprestigiar a una obra que estaba siendo impecable y, de esa manera, volver a su máxima de acabar tanto con la empresa como con el empresario", aseguró.

El grupo Afer aseguró que estos hechos, presuntamente constitutivos de delito, serán puestos a disposición judicial por parte del grupo empresarial en defensa de sus derechos.

Asimismo, expresó su "más profundo rechazo" a la rescisión "unilateral" de los contratos por parte de la Diputación foral y su diputado general. A su juicio, forman de una "estrategia global de incumplimiento" de los compromisos adquiridos por José Luis Bilbao con la empresa Habidite Technologies con respecto a los terrenos para la puesta en marcha del proyecto, su ubicación, su precio de venta y el plazo de entrega.

En concreto, precisó que, a través de la firma del contrato/convenio, la Diputación se comprometía a entregarlos el 15 de Diciembre de 2007 y a tener cerrada la gestión urbanística un año después. Según explicó Afer, cumplidos estos plazos, Jabyer Fernández envío un documento, pasado por registro, al diputado general mostrándole su preocupación por el "retraso" en el cumplimiento del convenio.

"FALTA DE INTERÉS"

El grupo manifestó que José Luis Bilbao ha demostrado "no tener interés" en sacar adelante este proyecto. En concreto, aseguró que la Diputación no ha hecho propuesta "alguna de compra a los actuales propietarios".

Asimismo, denunció que no se han seguido las recomendaciones técnicas orientadas a la compactación adecuada de los terrenos de relleno en donde estaba prevista la instalación de la fábrica, recogidos en el "estudio geotécnico del sector de actividades económicas Montealegre en Alonsotegi" encargado a Saitec en Mayo de 2008.

Fernández explicó que José Luis Bilbao declinó la invitación, en el último minuto, para asistir a la presentación del primer prototipo de vivienda, en Ortuella con fecha 4 de Junio. "Incomprensiblemente, desde entonces, no ha girado visita para conocer, personalmente, una realización que ha requerido una inversión de más de 10.000.000 euros y que constituía un proyecto preferencial y de máxima implicación para la institución que él representa", aseguró.

En este sentido, aseguró que, teniendo en cuanta el "manifiesto desapego" de José Luis Bilbao a un proyecto, "al que le ata la firma de cuatro convenios-contrato diferentes", se preguntó qué mensaje transmite la Diputación Foral de Bizkaia y su figura principal, a inversores y empresarios. "¿Son acaso, papel mojado, aquellos documentos que reflejan los acuerdos entre éstos y la institución foral?, apuntó.

Por último, el grupo empresarial Afer mostró su "hartazgo más absoluto" por las "múltiples amenazas" recibidas durante los últimos meses "por parte de las empresas e instancias en la órbita de José Luis Bilbao", desde las que se nos advierte "que no se nos va a adjudicar ninguna obra a la que nos presentemos, como de hecho, así viene siendo desde los últimos 18 meses".