Aguirre no dará 500 € en ayudas al automóvil porque es una "desfachatez" que Zapatero diga a las CCAA qué hacer con su dinero

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

La presidenta regional, Esperanza Aguirre, aseguró hoy que la Comunidad de Madrid no dará 500 euros en ayudas para la compra de un automóvil como propone la Administración central porque le parece "una desfachatez" que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anuncie en el Congreso "lo que va a hacer con el dinero" de la región.

"No pongo los 500 euros porque me parece una desfachatez ir al Congreso a anunciar lo que (Zapatero) va a hacer con el dinero de la Comunidad de Madrid, no con el suyo propio. Lo que ha dicho es que a los fabricantes (de vehículos) se les dé 1.000 euros, yo doy 500 y las comunidades autónomas otros 500. En el caso de la Comunidad de Madrid, donde no nos han reconocido el 1,3 millones de ciudadanos más que no están financiados en el sistema de financiación autonómica, me parece una desfachatez", aseveró Aguirre en rueda de prensa posterior la Consejo de Gobierno.

La jefa del Ejecutivo autonómico dijo no sentirse preocupada por "quedarse sola" entre las comunidades autónomas por no ofrecer esta ayuda. En este sentido, recordó que Madrid ofrece subvenciones en la compra de coche nuevo mediante un cheque equivalente al 20 por ciento del impuesto de matriculación.

"Ayer me decían: '¿y no le da miedo quedarse sola entre las comunidades que no dan los 500 euros que da Zapatero?' La cuantía nuestra va de los 120 a los 1.500 euros. A nosotros no nos importa quedarnos solos con nuestros principios, siempre estamos muy bien acompañados", recordó.

Aguirre también dijo tener "reticencias de fondo", aparte de las cuestiones formales, y aseveró que está en contra de dar ayudas directas a un sectores en crisis. Así, precisó que le parecería "bien" este tipo de medidas si solo existiera un sector en crisis.

"Si el único sector en crisis fuera el del automóvil, me parecería muy bien que coyunturalmente se diera una ayuda a los compradores de automóvil, pero es que en la Comunidad de Madrid tenemos en crisis dos grandes sectores, que son la automoción y la vivienda, que está en una situación de crisis enorme y tiene mucha industria auxiliar. También (está en crisis) el sector textil y el comercial entonces no tendría fin el dar ayudas directas a todos ellos", puntualizó.

La dirigente regional manifestó que la Comunidad de Madrid entiende que cuando un sector en crisis está soportando unos impuestos "excesivamente elevados, por no decir abusivos y extraordinarios", es necesario bajarlos.

Finalmente, dijo que le preocupa la ruptura de la unidad de mercado "cuando se trata de regulaciones o de impedir licencias" y confesó que la competencia fiscal el parece "sanísima", razón por la que la practica y por la que ha decidido "bajar un punto el impuesto de la renta en Madrid, suprimir el Impuesto de Sucesiones y Donaciones o hacer desgravaciones del 20 por ciento en el impuesto de matriculación".