Álvarez afirma que su trabajo por Málaga como ministra de Fomento "no fueron obras, sino amores"

MÁLAGA, 7 (EUROPA PRESS)

La ex ministra de Fomento y número tres del PSOE en las elecciones europeas, Magdalena Álvarez, afirmó hoy que su trabajo por Málaga desde el Ministerio "no fueron obras, sino amores", y mostró su agradecimiento a los malagueños "por un apoyo que me ha servido para aguantar cinco años en el cargo".

"Para mí ha sido un orgullo trabajar por Málaga", aseguró la dirigente socialista en la que ha sido su primera comparecencia pública en la provincia desde que dejase el Ministerio de Fomento. "Todo el trabajo realizado ha merecido la pena, y penas hay muy pocas, porque lo que queda es la obra realizada", subrayó.

En este sentido, recordó que "hicimos más de lo que se incluía en el programa electoral, porque nos íbamos comprometiendo sobre la marcha cuando veíamos que hacían falta cosas, y lo asumíamos como si fuesen promesas que hubiésemos hecho en plena campaña", a lo que añadió que "haber cumplido con el programa en más de un cien por cien, creo que no tiene precedentes".

ELECCIONES EUROPEAS

Por otra parte, la número tres de los socialistas para los próximos comicios europeos criticó la política del PP del "sálvese quien pueda" y defendió un modelo progresista para Europa, "ya que desde el Parlamento europeo se nos da, cada vez más, la posibilidad de impulsar el progreso de una forma que no sería posible si no se hiciese con políticas globales".

"Falta un mes para las elecciones europeas, pero debemos salir a la calle y explicar a los ciudadanos la importancia de las decisiones que se adoptan en Europa", insistió Álvarez, que señaló que lo que se decida en las urnas "será la respuesta que demos a la crisis".

La ex ministra socialista aseguró que "hay que evitar que ganen los talibanes del mercado", en referencia a la derecha, a la que acusó de haber pedido menos regulación mercantil y menos ayudas sociales, "receta que nos ha llevado a esta crisis".

"Es momento de preocupación, ya que todos los sectores y países se están viendo afectados por la situación económica actual, pero también es tiempo de esperanza, ya que la crisis nos va a hacer aprender de los errores, pese a que la derecha quiera volver a caer en ellos", subrayó.

Asimismo, solicitó a los militantes socialistas "que luchen con pasión, rabia e ilusión" por defender un modelo progresista frente a un planteamiento conservador "que nos acusa de despilfarrar cuando invertimos en políticas sociales".

Por su parte, el secretario general del PSOE en Málaga, Miguel Ángel Heredia, aseguró que para Málaga, "es un orgullo que Álvarez sea la número tres de los socialistas para las elecciones europeas, una persona cuyos proyectos para la provincia alcanzaron una inversión de más de 6.000 millones de euros". "Ella es uno de los mejores avales del socialismo español, y ahora queremos que se extienda a Europa", apostilló.