Amigo dice que con la actual organización del trabajo "es casi un sueño" contar con un empleo para toda la vida

SEVILLA, 29 (EUROPA PRESS)

El cardenal Arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, puso hoy de manifiesto que, con la organización actual del trabajo, "es casi un sueño" contar con un empleo para toda la vida, añadiendo que "la inseguridad en el empleo es un peso duro y añadido en la actividad laboral".

En su carta pastoral con ocasión del 1 de mayo, festividad de San José Obrero y Día de los Trabajadores, Amigo Vallejo hizo referencia a "los despidos ante las crisis del sector, la reducción de plantillas, las quiebras de las empresas, la competencia en el mercado laboral o los contratos temporales".

En la carta, titulada 'Derechos sociales y caridad política. Una renovada pastoral obrera' y consultada por Europa Press, el cardenal señala además que "la excesiva flexibilidad del trabajo pone serias dificultades a la plena realización del hombre en su actividad diaria y hace casi imposible una aceptable vida familiar".

En este sentido, indica que la flexibilidad "entra dentro de los nuevos sistemas de organización del trabajo, algo que puede ser positivo cuando ayuda a tener una vida de mejores relaciones sociales y familiares", pero subrayó que "si esta flexibilidad se entiende únicamente como una mejor utilización de los recursos, más producción y eliminación de la seguridad en el empleo, no cabe duda de que se trata de un verdadero atentado a los derechos del trabajador".

Del mismo modo, Amigo Vallejo afirma que, "aunque en el origen de la flexibilidad laboral pueden estar las exigencias actuales en la organización empresarial del trabajo y de lo competitivo, no deja de pensarse que esta flexibilización sea una estrategia, incluso política e ideológica, para unas determinadas y no siempre confesables finalidades".

Asimismo, el cardenal Arzobispo apunta que, en la flexibilidad del trabajo, "hay cuando menos una sospecha de utilización del trabajador en la medida de los intereses de la producción y del mercado", añadiendo además que esa flexibilidad "provoca unas evidentes condiciones de inseguridad en el empleo, incertidumbre permanente y desorganización de la vida individual y familiar".