Andalucía cuenta con consulados de 40 países entre los que se ha incrementado la presencia de África y Europa del Este

La inmigración ha favorecido la aparición de nuevas representaciones como Turquía, Rumanía o Marruecos

SEVILLA, 12 (EUROPA PRESS)

Andalucía cuenta con un total de 78 consulados repartidos por las provincias de Sevilla, Málaga, Cádiz, Granada, Almería y Huelva --Córdoba y Jaén no tienen ninguno-- que acogen la representación de hasta 40 países de todo el mundo, entre los que se ha producido un incremento en la última década de consulados de países africanos, de Europa del Este y de América Central y del Sur debido a los inmigrantes que residen en la comunidad, según comprobó Europa Press en un estudio.

Los países europeos de democracias consolidadas y algunos americanos han sido tradicionalmente los que más presencia han tenido en Andalucía debido a aspectos económicos, comerciales y a las relaciones diplomáticas "estrechas", una situación que ha ido cambiando al convertirse España en un país receptor de inmigrantes. Así, recientemente se han abierto en las capitales andaluzas nuevos consulados como los de Rumanía o Turquía, países diferentes a España desde el punto de vista cultural que ahora están más cerca por la población residente.

De esta manera, el Consulado Honorario de Turquía se inauguró en Sevilla el pasado día 11 de marzo con el objetivo de atender a la cada vez más "importante" presencia de población turca en la región y para fomentar los lazos de unión. Por este mismo motivo, en septiembre de 2007 se creó también en la capital hispalense el Consulado General de Perú, que se sumó así a los establecidos en Madrid, Barcelona y Valencia, ya que en Andalucía hay un total de 7.500 peruanos registrados, "aunque puede haber más del doble", según explicó el cónsul, Humberto Urteaga.

En este sentido, aseguró que "donde hay un peruano registrado hay dos que no lo hacen por dejadez o ignorancia", y apuntó que en España existe una comunidad "grande" de peruanos que asciende a los 125.000. Además, recordó que en Sevilla había un consulado de este país desde 1960 que tenía carácter Honorario debido a las "buenas" relaciones entre Andalucía y Perú y que se caracterizaba por no estar constituido por diplomáticos de carrera y porque el cónsul no era un funcionario de ese Gobierno, sino una persona "notable" con buenas relaciones con el país en cuestión.

Asimismo, fuentes del Consulado Honorario de Ecuador en Sevilla indicaron que en su registro sólo constan 3.223 personas, una cifra "muy minoritaria" con respecto a la realidad existente pues la mayoría de los ecuatorianos no suelen inscribirse. Este consulado, que se inauguró en Cádiz en la década de los 20 del siglo pasado pero se trasladó a Sevilla en 1984, sólo desempeña labores burocráticas como pasaportes, visados u otro tipo de certificados --actividades que suelen realizarse en todos los consulados-- pues las labores de mayor calado, como son los temas electorales, se llevan a cabo desde el Consulado General que hay en Málaga, que se abrió hace una década.

96.870 RUMANOS EN ANDALUCÍA

El fenómeno de la inmigración ha propiciado también la inauguración de un Consulado de Rumanía en Sevilla para Andalucía, Murcia, Ceuta y Melilla, que se abrió en febrero de 2007 y ha sido el primero creado desde la integración de este país en la Unión Europea el 1 de enero de ese mismo año. A partir de entonces, la red se ha ampliado con la apertura de cuatro oficinas más en Bilbao, Zaragoza, Ciudad Real y Almería, que es un viceconsulado, debido a las necesidades de la comunidad rumana a nivel nacional, que asciende a un total de 718.844 personas registradas.

Además de prestaciones de tipo burocráticas, fuentes del consulado señalaron que junto a los ayuntamientos de Roquetas de Mar (Almería) y Lepe (Huelva), municipios que concentran un "alto" número de personas de esta nacionalidad, se ha establecido una colaboración para ofrecer servicios consulares itinerantes una vez al mes con el objetivo de mejorar la atención de los 96.870 rumanos que residen en Andalucía.

Uno de los países más vinculados a la comunidad es Marruecos, que mantiene unas relaciones "excelentes" con la Junta de Andalucía, según señaló el cónsul general adjunto del Consulado General de Marruecos en Sevilla, Ahmed Moussa, quien explicó que esta representación se inauguró en 2001 en la capital hispalense debido a la proximidad con el Parlamento Andaluz y la cercanía con Extremadura, cuya jurisdicción también abarca.

Esta presencia responde, además de la inmigración, a otros aspectos de tipo comercial o diplomático y, también, a que "muchos" marroquíes vienen a estudiar a Andalucía. Además, el país cuenta con otros dos consulados generales en Almería, donde existe una "fuerte" presencia de personas de esta nacionalidad, y en Algeciras (Cádiz), que se creó hace más de 30 años.

VINCULACIÓN TURÍSTICA CON EUROPA

Por otra parte, en la región hay consulados de países que están vinculados a Andalucía por otros motivos, como es el caso del turismo. En este sentido, en todas las provincias que tienen oficinas consulares, con la excepción de Huelva, hay una representación de Suecia, como sucede en Granada, donde habita un número "elevado" de personas de esta nacionalidad desde la década de los 60, sobre todo en la costa, al igual que sucede en Málaga.

Según explicó la cónsul de este país en la capital nazarí, Christina Lindemark, el consulado lleva más de 16 años abierto y funciona como un eslabón entre el país nórdico y España, sobre todo desde el punto de vista turístico. Además, la Universidad de Granada es también un foco de atracción para muchos estudiantes suecos que están interesados en aprender español y, por ello, la ciudad es un destino "muy solicitado" para pasar un año de Erasmus, experiencia por la que también los granadinos deciden cada vez más desplazarse a Suecia.

Del mismo modo, en Málaga hay un total de 24 consulados de países distintos debido al "gran" número de extranjeros que han fijado en la Costa del Sol su segunda residencia atraídos por el clima mediterráneo y por "la exclusividad y el lujo que siempre han estado asociados a Marbella". Este es el caso de Letonia, país que cuenta con una representación consular desde 2007 en esta ciudad y cuya jurisdicción abarca también las provincias de Huelva, Almería, Granada y Cádiz, ya que Sevilla cuenta con una oficina propia desde 2003.

Con el objeto de divulgar las "excelencias" de la cultura letona, fuentes de este consulado aseguraron que suelen realizar exposiciones de artesanía y fotográficas, como las que organizaron en colaboración con la Casa Club Albaytt en Estepona sobre la obra de los artistas Laima Kaugure o Artis Bute, y añadieron que, a diferencia de los residentes de otras nacionalidades que hay en la comunidad, el nivel económico y social de los letones es medio-alto.

AYUDA SANITARIA A COSTA DE MARFIL

Además de aspectos turísticos, culturales o sociales, los consulados también desempeñan en Andalucía una función de tipo sanitaria, como es el caso del Consulado de Costa de Marfil en Sevilla, el único país subsahariano que tiene una representación de este tipo en la comunidad. El actual cónsul general, Jesús Mejías Begines, realizó un viaje a este país y, tras conocer la situación bélica que allí había y la "urgencia" de ayuda humanitaria que precisaba la población, contactó con el Gobierno Central para la creación de un consulado, que se inauguró en 1992.

Sobre este aspecto, Mejías explicó en declaraciones a Europa Press que la principal actividad que realizan es la gestión de ayudas como vacunas a menores u operaciones quirúrgicas en colaboración con los hospitales sevillanos, que en Costa de Marfil no se pueden hacer por falta de medios, aunque matizó que también llevan a cabo otras acciones de tipo burocrático o económico ya que Costa de Marfil es el principal productor mundial de cacao.