Antich considera "injusto" que Baleares no pueda beneficiarse de las ayudas europeas en materia transfronteriza

(Rogamos sustituyan esta noticia por la anterior sobre el mismo tema debido a un error en el contenido)

PALMA DE MALLORCA, 22 (EUROPA PRESS)

El presidente del Govern, Francesc Antich, consideró hoy "injusto" que Baleares no pueda beneficiarse de las ayudas o cooperación en materia transfronteriza procedentes de Europa, puesto que un acuerdo de la Comisión y el Consejo del Comité de las Regiones sitúa la distancia mínima entre fronteras en 150 quilómetros para poder acceder a estos recursos. Así, el territorio fronterizo más próximo a Baleares se sitúa a una distancia superior, lo que le impide beneficiarse de estas ayudas.

Así lo detalló en declaraciones a los medios de comunicación tras su intervención en la clausura del seminario 'Cooperación transfonteriza en materia de servicios sanitarios', organizado por el Grupo Socialista del Comité de las Regiones, en las que aseguró que dicha medida fue calificada de "arbitraria" por algunos miembros y expertos de la Comisión, puesto que "sólo debería afectar a territorios peninsulares y no a territorios insulares".

Por otro lado, se mostró "contento" por el hecho que el grupo socialista del Comité haya celebrado una reunión en la capital balear, hecho que calificó de "muy positivo", puesto que la ocasión ha servido para tratar un tema "tan importante" como es la salud en el ámbito europeo.

En este sentido, aseguró que uno de los aspectos que más importan a los ciudadanos europeos, y que centró el seminario a lo largo de sus dos jornadas --ayer y hoy--, es obtener un sistema sanitario unitario que aporte "más calidad" para todos los ciudadanos europeos, sin importar la región de la que provengan.

La Comisión Europea ha propuesto un sistema de prepago del tratamiento hospitalario en otro Estado miembro, a fin de impulsar las atenciones sanitarias transfronterizas. No obstante, esto podría crear nuevas desigualdades entre diferentes pacientes, ya que se darán nuevas oportunidades a aquellos ciudadanos que pueden permitirse pagar por adelantado los servicios sanitarios y los gastos de viaje a otro Estado miembro.

Sobre la base del sistema propuesto, el paciente deberá presentar la solicitud de reembolso a su propio sistema nacional, con el riesgo adicional de que se le pida que cubra las diferencias de gastos entre su estado y en el que recibió el tratamiento médico.