Antich ordena a Comercio el desarrollo del Plan de Industrialización tras las críticas por sumarse al Plan 2000E

Su principal objetivo es evitar el agravio comparativo entre los sectores más importantes del archipiélago

PALMA DE MALLORCA, 26 (EUROPA PRESS)

El presidente del Govern, Francesc Antich, ha ordenado a la Conselleria de Comercio que acelere el desarrollo del Plan de Industrialización, que ya fue anunciado el pasado 5 de mayo en su comparecencia parlamentaria para explicar las medidas dirigidas a superar la crisis, con el fin de apoyar el resto de sectores industriales del archipiélago y que, al igual que el de la automoción, también están padeciendo la situación de crisis económica

En los pasillos del Parlament, el presidente balear se defendió así de la avalancha de críticas lanzadas contra el Ejecutivo por haber apoyado la ayuda de 500 euros para la compra de vehículos, sobre todo desde la industria balear, que le acusa de dar la espalda al resto del sector. Sin embargo, Antich se comprometió a desarrollar en "poco tiempo" el Plan, con el objetivo de darle la "máxima celeridad" al proyecto.

Añadió que en breve ya estarán concretadas una serie de medidas que actualmente están siendo estudiadas por las Consellerias de Economía, Hacienda e Innovación y de Industria, Comercio y Energía, y que posteriormente serán consensuadas con los sectores beneficiarios.

Así, entre beneficiarios de este Plan se encuentran el sector calzado, la bisutería, la moda, la industria cultural, y los que apuestan por la Innovación, con el principal objetivo es "evitar un agravio comparativo entre sectores".

Por su parte, el portavoz parlamentario del Bloc, Biel Barceló, quien ayer criticó la decisión de Antich de conceder la mencionada ayuda, aseguró que este plan de Industrialización es "muy necesario" para el archipiélago, e incidió en que persigue "compensar a los sectores que más interesan" de la Comunidad.

En esta línea, reiteró que el de la automoción "no es una prioridad" ya que no existe una división propia en Baleares, y agregó que a Antich "no le quedó otro remedio que adherirse" al Plan, puesto que se trata de una decisión tomada por "el mismo partido desde Madrid".

Por otro lado fue el conseller de Economía, Hacienda e Innovación, Carles Manera quien se refirió a la financiación de este Plan, recordando que "todo depende de la cantidad que Baleares reciba con el nuevo modelo de sistema de financiación". Así, recordó que el Govern espera destinar una partida de 70 millones de euros procedente de la nueva financiación para políticas sociales y reactivación económica, y dentro de la cual se contempla la concreción del Plan para la industria.

A todo ello, recordó que está en marcha un plan de austeridad que representa un ahorro de 15 millones de euros en las arcas autonómicas, en el que están trabajando conjuntamente todas las Secretarias Generales técnicas de todas las Consellerias, así como empresas publicas, y que proporciona un cierto margen de maniobra.

ANTICH NIEGA EL CHANTAJE.

Así, el presidente salió al paso de las críticas vertidas acerca del "chantaje" al que Madrid sometió al Govern para que apoyara la ayuda al sector de la automoción. Al respecto, remarcó que bajo ningún concepto se trata de un "chantaje", sino que "desde el Ejecutivo autonómico se ha trabajado sumando esfuerzos con los principales agentes económicos, sociales así como con todas las Instituciones del archipiélago", zanjó.

En este contexto, aseguró que no es de recibo argumentar que el Govern no hace una apuesta fuerte por el transporte público, ya que, recordó, se firmó un convenio "histórico" dotado con 400 millones de euros en materia de ferrocarril y tren con el Ministerio de Fomento.

De esta forma, remarcó que "nunca" se habían preparado inversiones tan importantes en materia de transporte público como esta, al tiempo que recordó que en el plazo de un mes, tal y como lo acordó con el ministro de Fomento, José Blanco, en su visita a Palma, se resolverá el tema del tranvía de Palma, que "también" representa una importante infraestructura de transporte para los ciudadanos del archipiélago.