Aprean critica que el nuevo decreto "torpedee" el sector y advierte de la paralización de las plantas andaluzas

SEVILLA, 19 (EUROPA PRESS)

La Asociación de Promotores y Productores de Energías Renovables de Andalucía (Aprean) criticó hoy el Real Decreto-Ley 6/2009, donde se modifica la normativa referente a las energías renovables, ya que "torpedea un sector que está en auge a pesar de la crisis" y provoca la "paralización" de las inversiones de las instalaciones de renovables en Andalucía.

El presidente de la asociación, Mariano Barroso, explicó a Europa Press que este decreto pone "en crisis" todo el desarrollo puesto en marcha por el sector de las energías renovables y mostró su "más enérgico rechazo" al considerar que paraliza el Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética (Pasener), que marca como objetivo que el 15 por ciento de la energía producida en Andalucía proceda de fuentes de energía renovables en 2013.

Indicó que el decreto introduce "importantes" modificaciones en el régimen que afecta a las renovables y que condicionan la percepción de las primas establecidas en la ley a la inscripción en un nuevo registro administrativo, "con requisitos de difícil cumplimento para la mayoría de las empresas andaluzas, lo que supondrá de facto la paralización de las inversiones previstas".

Así, indicó que es "razonable" que se intente evitar que el auge de la energía termosolar genere una "burbuja", como ocurriera en su día con la energía fotovoltaica, por lo que vio lógica una mayor regulación al respecto. Sin embargo, criticó que se incluya a todas las variantes energéticas limpias en este decreto "imponiendo" el cumplimiento de una serie de medidas "innecesarias y de difícil cumplimiento" que provocan un incremento del papeleo y de costes a las empresas.

El nuevo decreto establece un plazo de 30 días a las instalaciones para inscribirse en un pre-registro para poder acceder a la retribución tarifaria hasta el momento. "Si no te apuntas al pre-registro del Gobierno en 30 días --de los que ya sólo quedan 15--, quedas fuera", subrayó Barroso, quien lamentó que se intente "torpedear el único sector que está funcionando ante la crisis".

Entre las nueve condiciones que exige el nuevo decreto para registrarse se encuentran, entre otras, disponer de la autorización administrativa de la instalación, presentar la licencia de obras, depositar el aval necesario para solicitar el acceso a la red de transporte y distribución, así como garantizar la financiación suficiente para acometer al menos el 50 por ciento de la inversión. Además, los parques andaluces que no tuvieran a día de la entrada en vigor del Real Decreto Ley la inscripción definitiva en el Régimen Especial están afectados de esta nueva ley para acceder al régimen retributivo en vigor.

"Lo único que no soporta el sector es la inseguridad, que es lo que se está generando y lleva a la paralización de las inversiones. Es indispensable dar seguridad a los empresarios y definir las primas", concluyó Barroso.

Por último, Aprean insistió en que la "frecuente" modificación de criterios por parte del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio respecto a las regulaciones de las renovables, "sin contrastar con los agentes del sector y el órgano regulador", continúa "caracterizando a esta forma de generación eléctrica por su debilidad jurídica e inseguridad" ante cualquier proyecto de inversión, lo que condiciona su desarrollo dentro del mix de generación del sistema energético y eléctrico español.