Armhex considera que la querella es una "acusación infundada" para "menoscabar" la figura del magistrado

MÉRIDA, 27 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura (Armhex), José Manuel Corbacho, señaló hoy que la querella del sindicato Manos Limpias contra el juez Baltasar Garzón que ha admitido a trámite el Tribunal Supremo es una "acusación infundada dirigida fundamentalmente a menoscabar la propia figura del magistrado".

Corbacho dijo que "hay que tener en cuenta" que la organización que ejerce la acusación en el proceso es de un "marcado y conocido carácter ultraderechista", por lo que es "fácil de intuir cuáles son las verdaderas motivaciones de una querella como ésta".

Por otro lado, recordó que el informe preceptivo del Ministerio Fiscal del Tribunal Supremo "solicitó el archivo de las acciones" al entender que los hechos "no eran constitutivos de delito". Por ello, el presidente de Armhex indica que "si el criterio de la Fiscalía se mantiene pidiendo el archivo de la causa, hay base más que suficiente para que la causa termine siendo archivada".

Corbacho manifestó que la Armhex "no" comparte el "criterio del auto" del Tribunal Supremo. Destacó además que si bien se ha admitido a trámite la querella "está por ver luego que el instructor de la causa estime que no hay indicios racionales de la comisión del delito y termine siendo archivada la causa, sin siquiera llegar a juicio".

"Creo que se pueden adivinar determinadas y perversas intenciones por parte de la organización querellante", indicó Corbacho, quien reiteró que "no se trata de una querella plenamente inocente".