Arrancan mañana las obras de peatonalización de la céntrica calle San Isidoro

SEVILLA, 7 (EUROPA PRESS)

El concejal de Presidencia y Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, y el consejero delegado de Emasesa, Manuel Marchena, han presentado a la Asociación de Vecinos El Salvador y su Entorno las obras de peatonalización que se van a llevar a cabo en la calle San Isidoro de forma coordinada por parte de ambos entes públicos, según un comunicado del Ayuntamiento.

Esta actuación, que comenzará a ejecutarse mañana y tiene un plazo de ejecución de seis meses, cuenta con un presupuesto total de 424.071 euros y tiene el objetivo de restringir el tránsito de vehículos en la zona para, de este modo, continuar con el proceso de peatonalización de los espacios del Casco Histórico en los que se ha actuado, como 'La Piel Sensible'. A su vez, a través de las obras de Emasesa, se acondicionarán las redes de abastecimiento, riego y saneamiento de la vía.

La Gerencia de Urbanismo ha adjudicado en la Comisión Ejecutiva de esta semana a la empresa Aguas, Caminos y Carreteras S.A. esta actuación que cuenta con un presupuesto de 150.000 euros. La pavimentación de San Isidoro contempla la conservación del adoquinado, que data de mediados del siglo pasado y que, debido a su buen estado, se levantará para después proceder a su limpieza y recolocación. También se eliminarán las aceras existentes y se evitará la disposición de bordillos separadores para mantener el pavimento en el mismo plano.

En cuanto al mobiliario urbano, se utilizarán marmolillos de piedra natural y metálicos para controlar el acceso de vehículos a la plazuela, se delimitará el recorrido de los vehículos autorizados a garajes y se impedirá el aparcamiento indiscriminado. Además, se recolocarán las botaruedas, elementos muy característicos en esta calle que se desmontarán para su posterior instalación. En lo referente al alumbrado público, se colocarán tras la iglesia dos nuevos puntos de luz y un farol de fundición para mejorar la iluminación.

En lo que respecta a las actuaciones de Emasesa, cuentan con un presupuesto de 274.071,41 euros y consistirán en la optimización de las condiciones de abastecimiento y saneamiento de la zona mediante la mejora de la presión de servicio y del caudal, el incremento de la capacidad de evacuación y la eliminación de fugas. Así, las obras consisten en la sustitución de las redes de abastecimiento, riego y saneamiento de la calle San Isidoro.

INSTALACIONES PROVISIONALES

Asimismo, se instalarán válvulas, pozos e imbornales para completar la instalación. Las obras contemplan también la reposición de la totalidad de las acometidas domiciliarias tanto de abastecimiento como de saneamiento. Debido a las mejoras se verá afectado el tráfico peatonal puntualmente, estando prevista la instalación de pasarelas, vallas, señalizaciones y pasos alternativos, que eviten en lo posible las molestias derivadas de los trabajos.

La calle San Isidoro se encuentra en un sector clave de la zona céntrica de la ciudad de Sevilla, pues conecta la calle Francos con la Iglesia de San Isidoro y con la calle Corral del Rey. Por ello, y aprovechando que en la actualidad han finalizado las obras de reurbanización de plazas como la Alfalfa, Pescadería o Salvador, se quieren poner en práctica criterios similares para esta nueva zona de actuación.

Para ello se eliminará el trazado actual de la vía, formada principalmente por la calzada y bordillos o aceras, para sustituirla por una pavimentación de tipo peatonal que permita usos y tránsitos diversos sin necesidad de acotaciones excesivas.

ACCESOS A RESIDENTES

Del mismo modo, la peatonalización debe entenderse siempre en sentido amplio y teniendo en cuenta los accesos a los garajes de residentes, la distribución de mercancías para carga y descarga y el paso de vehículos especiales. En definitiva, se peatonaliza el entorno de la parroquia de San Isidoro haciendo compatible el nuevo aspecto urbano con las necesidades de la ciudad, a la vez que se cumple la disposición del PGOU que pone el acento en la capacidad ambiental de las calles de la capital hispalense.

En la actualidad, esta calle se caracteriza por una amplitud máxima en la calzada que se combina con aceras mínimas sobre bordillos. Además, el pavimento presenta hundimientos y parcheados de materiales que están minados de arquetas, a lo que se unen numerosos desniveles.

El proyecto pretende resolver todos estos problemas que se dan en una zona de la ciudad que se caracteriza por su antigüedad, pues la calle San Isidoro permanece con sus alineaciones intactas desde 1771 y conserva parte del caserío de los siglos XVII, XVIII y XIX. De hecho, esta vía explica una gran parte de la historia del urbanismo de nuestra ciudad casi desde su inicio histórico hasta nuestros días, pues en ella se encontraba toda la actividad mercantil y artesanal.