Arroceros dicen que la salinidad del río es menor pero "el consenso se ha roto" y hay "un caos absoluto"

SEVILLA, 21 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Federación de Arroceros de Sevilla (FAS), Julián Borja, destacó hoy de que la salinidad del río es menor y podría llegar a lo largo del día de hoy a 1,5 gramos por litro, pero si bien alertó de que el consenso entre este sector y las comunidades de regantes afectadas por el cierre de suministro el pasado martes "se ha roto", lo que demuestra "el caos absoluto que es la Agencia Andaluza del Agua".

En declaraciones a Europa Press, el presidente de los arroceros sevillanos indicó que en la Agencia Andaluza del Agua, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente, "hay muy pocos expertos y técnicos que conozcan el complicado funcionamiento de la cuenca del Guadalquivir".

Así, Borja apuntó que la forma de luchar contra el tapón salino y hacer que el nivel de sal bajara en el río Guadalquivir para que los arroceros pudieran sembrar "no ha sido de la mejor forma, sin comunicación previa creando un cabreo generalizado", aunque reconoció que a los arroceros "les ha venido bien" poder contar con este agua.

BAJAR LA SALINIDAD

El presidente de los arroceros sevillanos explicó a Europa Press que el miércoles 29 de abril el sector se reunió con representantes de la Agencia Andaluza del Agua con el objetivo de que ésta soltara agua durante el jueves y el viernes de esa misma semana para que cuando llegara el día 4 y 5 de mayo, fecha en las que las comunidades empezarían a tomar agua, el río ya estuviera estabilizado y con un nivel normal de sal.

Si bien, aunque los arroceros habían conseguido el visto bueno para este desembalse durante la reunión, más tarde "alguien con más responsabilidad en la Agencia Andaluza del Agua se negó", lo que, según explicó, provocó que se llegará a la fecha de la Comisión de Desembalse del Distrito Hidrográfico del Guadalquivir con una salinidad de entorno a cuatro y cinco gramos por litro que "ponía en peligro el desarrollo de la planta".

Esta comisión decidió que sólo se soltaría agua a partir del 15 de mayo, fecha para la cual las parcelas de arroz ya deberían estar inundadas, algo "muy dificil poque las escorrentías que antes duraban 15 días ahora duran sólo dos o tres".

Ante esta situación, Borja explicó que los arroceros se volvieron a reunir con representantes de la Agencia Andaluza del Agua para pedir que a partir del día 15 de mayo se soltara agua suficiente para luchar contra el tapón salino y ayudar al arroz, es decir, 50 metros cúbicos por segundo desde la presa de Alcalá del Río (Sevilla).

Si bien, apuntó que llegó el día 19 y este desembalse de agua no se había producido, razón por la cual mantuvieron una tercera reunión esta vez con el director general de Dominio de Público de la Agencia Andaluza del Agua, Javier Serrano, quien, según explicó Borja, reconoció "el error" y aprobó el cierre del suministro que afectó a siete comunidades de regantes.