Asociación de Hostelería pide que "no frivolizar" con la seguridad ciudadana y elaborar una estrategia para garantizarla

SAN SEBASTIAN, 26 (EUROPA PRESS)

La Asociación de Hostelería de Euskadi AHE, ante la agresión por arma blanca sufrida por dos porteros de la discoteca Zurriola Marítimo de San Sebastián la madrugada del pasado domingo cuando intentaban impedir el acceso a este establecimiento a su presunto agresor, pidió que "no se frivolice" con este "problema" de seguridad ciudadana y que, con todos los agentes sociales, se planifique una estrategia "fuera del 'qué dirán'" a favor de "una estabilidad social, sin recorte de derechos y libertades".

En un comunicado, el presidente de la AHE, Enrique Senra Lizarazu, se solidarizó con los empleados del Zurriola Marítimo agredidos, los cuales se dedican "al control de aforos, entradas y, por defecto, a la seguridad", dejando claro que "en ningún caso" la asociación está de acuerdo con "ningún ciudadano que, en muchos casos, no cuenta con los permisos necesarios para residir en este país, como parece ser que es el caso", por lo que reprobó actitudes de este calado que "dañan los intereses de todos".

Tras desear "fervientemente" que estos dos trabajadores se recuperen "lo antes posible de agresiones que nunca debieron producirse", aseguró que la AHE pondrá "todos los medios que estén a su alcance para que estos hechos no vuelvan a ocurrir".

En este sentido, señaló que la Asociación ve "con buenos ojos" que se vaya "en la dirección de compartir responsabilidades con los agentes sociales, esperando que todo no quede en una foto del momento".

De esta forma, instó a "no frivolizar con la seguridad ciudadana, ni poner el grito en el cielo sólo cuando ocurre una incidencia", porque este "no es un problema de hoy, es un problema que viene produciéndose desde hace años y que ahora está llegando a las discotecas, por estar éstas indefensas en protección legal y medios técnicos, no pudiendo con esto adaptarse a los nuevos tiempos".

Senra esperó que "unos pocos no nos lleven, una vez más, por la senda del recorte de derechos y libertades a través del sector hostelero, como todo apunta", porque "por unos pocos no pueden pagar todos".

Además, consideró "imprescindible" que, con "todos" los agentes sociales, se planifique "una estrategia fuera de las fotos y el 'qué dirán', y se empiece a trabajar por una estabilidad social, sin recorte de derechos y libertades". También opinó que "al menospreciar la labor de otros agentes (Ertzaintza) y no asumiendo las propias responsabilidades por mantener la ciudad vigilada por dos patrullas, como han denunciado los propios agentes de la Guardia Municipal, poco o nada se arregla".

El presidente de la AHE pidió que se sea "serios" con "un problema de tanto calado", aportando "ideas y llevándolas a cabo entre colectivos que representamos al sector, Ayuntamiento y Gobierno Vasco", por ser éste último el "responsable de leyes que los Municipios deben cumplir, junto con los agentes sociales como principales valedores".

Asimismo, reclamó que se aprenda "rápido para poner rápido las posibles soluciones, sin frivolizar con un problema de todos, tan serio", y teniendo en cuenta las medidas llevadas a cabo en otros países "adaptándonos a las nuevas formas de ocio, evitando prohibiciones facilonas".