Asociaciones critican la falta de servicios sociales para atender a los colectivos que "persigue" la ordenanza

Elaboran un manifiesto para mostrar su rechazo al documento, al que presentarán diversas alegaciones en el periodo de exposición pública

GRANADA, 28 (EUROPA PRESS)

Una decena de asociaciones de Granada mostraron hoy su oposición a la Ordenanza para la Convivencia que mañana aprobará el pleno del Ayuntamiento de la capital por considerar que el régimen de sanciones que recoge no solucionará los problemas de exclusión social y que no existen recursos suficientes para prestar social a los colectivos que "persigue" el documento.

La portavoz de la Asociación Pro Derechos Humanos en Granada, Esther García, criticó hoy en rueda de prensa que el reglamento no especifique qué servicios sociales concretos se podrán en marcha cuando comience la aplicación de sanciones, ni tampoco la dotación financiera que se destinará a los mismos.

Esta situación contrasta con la precisión con la que han sido establecidas las sanciones, que se dividen en leves, graves y muy graves, explicó García, quien advirtió además de la ambigüedad de los hechos que serán penalizados y que quedarán a interpretación de los agentes encargados de hacer cumplir la normativa.

Consideró que el documento obvia las causas de los problemas que se van a castigar, como la prostitución o la mendicidad, por lo que "se crimininalizará aún más" a estos colectivos, que se verán obligados a "esconderse" o desplazarse del centro, como ya está ocurriendo con las meretrices que han comenzado a ejercer su profesión en los pueblos del cinturón.

Destacó que los efectos inmediatos de la aprobación de la ordenanza será un aumento en la fractura social que "ya sufre la ciudad", puesto que promoverá que los ciudadanos confundan pobreza o exclusión social con falta de civismo y supervivencia con ilegalidad.

Estos asuntos se recogen en el manifiesto en contra de la ordenanza que han firmado un total de diez asociaciones y colectivos de Granada, como Adobe, Granada Acoge, Asamblea de Mujeres de Granada, o ASPA entre otros, que ya anunciaron su intención de presentar alegaciones al texto en cuanto comience el periodo de exposición pública.

Celebrarán además a las 18,30 horas de mañana una fiesta intercultural en la que además de desarrollar talleres, celebrar conciertos y repartir comida de distintas partes del mundo tienen previsto efectuar un acto reivindicativo contra la aprobación de la ordenanza.