Ayuntamiento amortizará una deuda de 1.107,6 millones adquirida este año entre 2012 y 2015 con cuotas de 276,89 millones

En diciembre se adquirieron más de 750 millones con operaciones a corto, y los otros 396 millones se usarán para pago a proveedores

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Madrid amortizará entre 2012 y 2015 la deuda de 1.707,6 millones de euros que adquirirá como consecuencia de la aplicación del Real Decreto del Gobierno central que permite a los consistorios con Remanente de Tesorería negativo o con facturas pendientes endeudarse para cubrir esas partidas, lo que supondrá el pago de cuotas constantes entre esos dos ejercicios de 276,89 millones anuales.

Según el Plan de Saneamiento 2009-2015 que el delegado de Hacienda de Madrid, Juan Bravo, presentará mañana a los grupos de la oposición en una comisión extraordinaria, y al que tuvo acceso Europa Press, el calendario del endeudamiento extraordinario de la capital refleja que la deuda de 1.107,58 millones de euros se amortizará en "cuotas constantes entre 2012 y 2015 por importe de 276.895.250 euros cada una".

Los 1.107,58 millones de euros de endeudamiento extraordinario se adquirirán con la concertación de uno o varios préstamos a tipo de interés variable con vencimiento a seis años y dos de carencia. De hecho, 754,4 millones de euros de esta cantidad ya se obtuvieron en diciembre con operaciones a corto plazo para pagar a proveedores, y ahora se dispondrá de 396 millones más para cubrir el remanente negativo de Tesorería.

Este dinero se destinará a cubrir el remanente de Tesorería negativo de 2008 (981,59 millones de euros) y a pagar obligaciones vencidas y exigibles pendientes de aplicar al presupuesto (125,98 millones de euros). Ha de sumarse además al endeudamiento ordinario de cada año (282,6 millones en 2009) para financiar inversiones, que se concertará con una amortización única a quince años con interés fijo y otra con interés variable en el mismo plazo.

El total de nuevo endeudamiento de 2009 ascenderá por tanto a 1.390,18 millones de euros, y la deuda viva se mantendrá en torno a los 4.729,58 millones entre 2009 y 2011, para comenzar a descender en 2012 al amortizar los préstamos extraordinarios que se adquirirán este año.

Así, en el periodo 2009-2015, las amortizaciones seguirán una senda creciente que alcanzará su valor más alto en 2013. De 2009 a 2011 el crecimiento será suave, registrando valores por debajo de los 300 millones de euros, pero desde 2012 se observará un incremento importante de los importes, cuando empezará a amortizarse la deuda.

AHORRO NETO POSITIVO

Esto será posible gracias a las tasas positivas que el Ahorro Neto presentará durante todo este periodo, pasando de 4 millones de euros en 2010 a 878 millones en 2015. Este incremento será consecuencia de un incremento "muy moderado" de los gastos corrientes (de 4.064 millones en 2010 a 4.533 millones en 2015, +9,2 por ciento acumulado) y de un "importante" crecimiento de los ingresos corrientes (de 4.375 a 6.004 millones, +5 por ciento anual de media).

Así, en 2010 se prevé que los ingresos aumenten un 2,2 por ciento (94 millones) respecto a las previsiones de liquidación de 2009 (4.281 millones) gracias a un aumento del 9,5 por ciento de los impuestos directos --especialmente por el IAE y el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU)--, del 3 por ciento de las tasas y otros ingresos --reintegros de pagos anteriores o infracciones a ordenanzas-- y del 0,8 por ciento de las transferencias corrientes.

Por su parte, los impuestos indirectos descenderán un 11,7 por ciento por la menor previsión del Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), que caerá un 17 por ciento, mientras los ingresos patrimoniales también se reducirán en un 47,5 por ciento tras realzar en 2009 el último pago derivado del Convenio de Encomienda de Gestión con el Canal de Isabel II.

En cuanto a 2011, se prevé un aumento del 3,9 por ciento de los ingresos corrientes (+172,5 millones) respecto a la liquidación del año anterior. Así, todos los impuestos directos excepto el IVTM aumentarán por la esperada mejoría de la situación económica financiera, y también crecerán un 5,5 por ciento los indirectos, un 1,8 por ciento las tasas y otros ingresos, y un 4,6 por ciento las transferencias corrientes. Sólo los ingresos patrimoniales caerán un 37,3 por ciento.

El siguiente ejercicio se caracterizará, según las previsiones del Plan, por un aumento del 9,4 por ciento en los ingresos corrientes, del 17 por ciento en los directos, del 5,8 por ciento en los indirectos, del 2,1 por ciento en las tasas y otros ingresos, del 4,6 por ciento en las transferencias corrientes y del 4,4 por ciento en los ingresos patrimoniales.

Finalmente, en el trienio 2013-2015 crecerán los ingresos corrientes un 7,1, un 8,5 y un 3,9 por ciento, respectivamente, con crecimientos medios del 5-6 por ciento en los impuestos indirectos durante todo el periodo. Por su parte, las tasa y otros ingresos se expandirá un 1,7 por ciento en 2013 hasta llegar a un 12,7 por ciento en 2014 como consecuencia de los nuevos desarrollos urbanísticos, mientras que en 2015 descenderá más de un 8 por ciento.

Por su parte, las transferencias corrientes crecerán de manera sostenida en el entorno del 4-5 por ciento durante el trienio, mientras que los ingresos patrimoniales apenas experimentarán un aumento inferior al 2 por ciento en el mismo periodo.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que estas previsiones se han realizado en base a las previsiones de crecimiento del IPC durante estos años, y sin introducir ninguna variable relativa a un posible cambio en el Sistema de Financiación de las Haciendas Locales.

En cuanto a la política de gasto de 2010 a 2015 se caracterizará por "criterios de austeridad", con un incrementos del 1,7 por ciento el primer año, del 3 por ciento en 2011, y del 1,4 por ciento para los años restantes. La caída más fuerte de este apartado se producirá en 2010.

TRABAJANDO DESDE YA

En cualquier caso, el Plan de Saneamiento subraya que, "pese a que en 2008 no fue posible adelantarse a la crítica situación que se estaba generando, en 2009 sí se han adoptado ya muchas de las medidas necesarias para garantizar una correcta nivelación del presupuesto".

En concreto, se ha hecho un "esfuerzo" por reducir los gastos de funcionamiento de la Administración municipal (-15,5 por ciento) y se ha "redimensionado" la inversión. En cuanto a los ingresos, se han puesto en marcha nuevas fuentes como la Tasa de basura. En cualquier caso, el Plan no recoge los compromisos económicos adquiridos con la candidatura olímpica Madrid 2016, por lo que "si finalmente Madrid fuese proclamara anfitriona de los Juegos, sería necesario ajustar el Plan".