Ayuntamiento de Las Palmas dice que no pudo hacer nada más para evitar la muerte del 'sin techo', lamentando lo sucedido

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 21 (EUROPA PRESS)

El portavoz del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Sebastián Franquis, ha asegurado hoy que los servicios sociales municipales no pudieron hacer nada más para evitar la muerte de José Juan, el indigente que falleció en el día de ayer en la capital grancanaria. "Si la persona se niega --a ingresar en un centro-- es imposible que el Ayuntamiento pueda ir más allá. No podemos obligar a nadie a trasladarse de un sitio para otro", apuntó.

"En este caso concreto, los servicios municipales han estado actuando respecto a esta persona. Se le informó, se le requirió que volviera a la Obra Social donde estuvo durante 10 años, se le facilitó incluso que pudiera acudir a un centro especializado pero se negó. Es responsabilidad de cada persona asistir o no a un centro, no podemos obligarlo pero el Ayuntamiento consciente de la situación que había intentó poner los medios que tiene a su alcance para evitar la circunstancia que desgraciadamente ocurrieron", explicó en rueda de prensa.

De todos modos, Franquis lamentó lo ocurrido "profundamente" pero insistió en que el Ayuntamiento "está en cada caso, intentando dar el recurso y la medida que tiene a su alcance, facilitando centro, facilitando recurso e invitando a que en algunos casos no estén en la calle". Por ello, puso a disposición de los aproximadamente 100 indigentes que hay en Las Palmas de Gran Canaria y de las personas que lo están pasando mal los servicios sociales del Ayuntamiento.

Por todo ello, el consistorio capitalino pondrá en marcha, junto con el Cabildo de Gran Canaria, una mesa social en la que se elaborará un paquete de medidas para hacer frente a la situación de personas con "serias dificultades". Estas acciones se prevé que vayan destinadas a aportar medios para que los ciudadanos puedan comer, afrontar el pago de hipotecas, así como el suministro de luz y agua, entre otras.

Respecto a que el Ejecutivo regional aún no se haya sumando a la mesa social, Franquis mostró su "sorpresa" porque el consistorio grancanario "reclamaba la misma respuesta en rapidez y agilidad que hizo con el Ayuntamiento de Santa Cruz --de Tenerife--, simplemente que pedía esa sensibilidad del Gobierno de Canarias", lo que aseguró sigue reclamando.

Agregó que debido a la crisis, Las Palmas de Gran Canaria está padeciendo con "más presión la situación social, es aquí donde hay más tasa de parados". Franquis insistió en que es en la capital grancanaria donde la crisis "golpea con más dureza".

En este sentido, subrayó que el Gobierno de Canarias debería tener una "sensibilidad especial" con Las Palmas de Gran Canaria "como lo tiene el Gobierno de España respecto a Canarias, que es consciente de la situación y es capaz de tomar medidas puntuales" para las islas. "Lo que hemos pedido al Gobierno de Canarias es la misma sensibilidad que ellos reclaman a otros", apuntilló.