Baragaño (USO) asiste mañana a Madrid para reivindicar "trabajo y protección social"

OVIEDO, 30 (EUROPA PRESS)

El secretario general de Unión Sindical Obrera (USO) Asturias, Francisco Baragaño, encabezará la delegación asturiana que acudirá a Madrid para celebrar, junto a representantes de todos los puntos de España, el Día Internacional del Trabajo en Madrid con una manifestación que partirá de la confluencia de las calles Príncipe de Vergara con Alcalá a las 12.00 y acabará en los Jardines de Eva Perón (Plaza de Manuel Becerra) con un mitin seguido de una jornada festiva.

Francisco Baragaño, a través de una nota de prensa, comentó que la situación económica actual es muy complicada, que cada día aumenta el número de trabajadores que pierden su puesto de trabajo y las expectativas a corto plazo "no son halagüeñas".

"Los datos son aplastantes, superada la barrera psicológica de los cuatro millones de parados me pregunto ¿cuántos parados más puede aguantar la sociedad española sin que se produzca una quiebra social?", se preguntó el dirigente sindical.

Desde USO exigieron políticas a favor de la protección social y soluciones "inmediatas y efectivas" que pongan el freno a la pérdida de empleos "que se está produciendo a una velocidad alarmante, muy por encima de los países vecinos de Europa".

Para la USO, el contexto económico y social urge a poner en marcha políticas sociales y solidarias que den cobertura a las personas que carecen o tienen bajos ingresos.

La organización remarcó su papel de sindicato independiente y Baragaño y Baragaño solicitó al Gobierno central que impulse un gran pacto social que incluya un proyecto de largo alcance. También reclamó que las comunidades autónomas asuman la Renta Activa de Inserción igualándola al salario mínimo interprofesional de manera homogénea en todo el Estado y que se aumente el gasto social, cubriendo los gastos Presupuestos Generales del Estado, no con los fondos de la Seguridad Social.

Baragaño, una vez más, rechazó las ideas de la CEOE de desregularizar el mercado laboral y seguir abaratando el despido. "Mañana es un día de fiesta y de reivindicación para todos los trabajadores, si la situación no mejora, como sindicalistas seguiremos presionando para que las transformaciones necesarias se operen, porque el país lo necesita, pero sobre todo lo necesitan las mayorías sociales, que padecen los efectos de una crisis de cuyas bondades no se beneficiaron", concluyó.