Barberá insta a comparar el retorno económico de America's Cup y base de Quart y acusa a Peralta de "torpeza sectaria"

VALENCIA, 17 (EUROPA PRESS)

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, instó hoy a comparar las cifras de retorno económico de la celebración de la Americas' Cup con las del nuevo centro de comunicaciones de Naciones Unidas que se instalará en Quart de Poblet (Valencia). Así, acusó al delegado de Gobierno, Ricardo Peralta de "torpeza sectaria" por "subrayar la bondad de uno porque surge del estado y menospreciar" otros proyectos.

Barberá se pronunció en estos términos en relación a las declaraciones realizadas ayer --en una jornada informativa con empresarios sobre como ser proveedor de las Naciones Unidas-- por Peralta, quien dijo que la base en Quart "tampoco es el resultado de una subasta, ni del pago de un canon para el desarrollo de un proyecto efímero". Al acto también asistió el presidente de la Cámara de Comercio, Arturo Virosque que señaló que "la America's Cup viene y se va como las velas", mientras que la base va a permanecer; aunque hoy matizó que "nadie duda del enorme impacto económico y turístico" de la competición náutica.

Así, consideró que es "una torpeza las comparaciones de los proyectos que vienen a Valencia que tienen una dimensión más allá de lo municipal, que tienen dinamización económica y crean empleo", puesto que "todos son positivos". En este sentido, agregó que "nunca hay una precipitación y un paso mal dado para conseguir oportunidades para la ciudad".

No obstante, lamentó que eso "lo siente así la alcaldesa, pero no otros políticos" que "quieren poner en valor un proyecto, uno, que ellos han conseguido", en relación a la base de la ONU. Barberá rechazó las comparaciones, pero invitó a contrastar "las cifras de retorno de uno y de otro", y el movimiento económico de ambas iniciativas, puesto que en la base de Quart "hablan de cinco millones de euros al año, y miren lo que han retomado los demás".

La primera edil se mostró "contenta por la iniciativa municipal y de la Generalitat para conseguir acontecimientos náuticos para la dársena" y destacó que seguirá apoyando este tipo de medidas "siempre, porque no solamente importa la celebración de la America's Cup, sino el asentamiento de los equipos aquí, con sus familias para dinamizar la economía y crear empleo".

En referencia al contrato con Alinghi para la celebración de prerregatas, que finalmente tuvo que resolverse, después de la sentencia del Tribunal de Apelación de la Corte Suprema de Nueva York que da la razón al BMW Oracle en el litigio que mantenía con el equipo suizo, la alcaldesa aseguró que el objetivo era "estimular y proyectar ilusión y trabajo" a los equipos, aunque, lamentó "hubo quien no lo entendió porque continúa dando la espalda a la ciudad de Valencia".

"DAR LA ESPALDA A LA NEGOCIACIÓN"

Al respecto, criticó la postura del Gobierno central, que "ni siquiera quiso entrar a negociar un papel" y "dio la espalda hasta a la negociación". La primera edil reiteró que "cada vez que tenga delante la oportunidad para traer un acto a Valencia y dinamizar la economía, lo haré, porque es lo que tiene que hacer un gobernante, crear oportunidades y no dar la espalda a un trozo de España como continuamente lo está haciendo".

También criticó que el delegado del Gobierno "no tiene criterio porque un día le pareció magnífico --el contrato-- y al día siguiente le pareció fatal" e insistió en que "trabajará para poder fijar" en Valencia, cualquier acto que beneficie a la ciudad mientras que el Gobierno central y sus representantes "dan la espalda".

Por otra parte, se refirió a la sentencia de la sala de Nueva York que fija en 10 meses como máximo la fecha para la celebración de la 33 edición de la America's Cup, es decir en el mes de febrero. Sin embargo, la alcaldesa precisó que eso se dará "salvo acuerdo de las partes", y recordó que los máximos responsables de Alinghi y de BMW Oracle --Ernesto Bertarelli y Larry Ellison, respectivamente-- "ya han hecho pública su voluntad para negociar".