Ben Amics pide una reunión urgente con Galmés para abordar un "episodio de homofobia" en el colegio Madre Alberta

El padre de una alumna denuncia que una doctora y madre de una estudiante de Primero de ESO dio una charla en la que afirmó que la homosexualidad "tiene cura"

PALMA DE MALLORCA, 26 (EUROPA PRESS)

La Asociación Lesbiana, Gay, Transexual y Bisexual de Baleares 'Ben Amics' pidió hoy una reunión urgente con la consellera de Educación y Cultura, Bárbara Galmés, para abordar la denuncia interpuesta por el padre de una alumna del centro escolar Madre Alberta en referencia a una charla que ofreció una doctora y madre de una estudiante de Primero de ESO en la que afirmó que la homosexualidad es "una enfermedad que tiene cura".

En un comunicado, Ben Amics remarcó que no puede tolerar "de ninguna manera" que un centro educativo, donde "se deberían transmitir valores de respeto", permita una afirmación de este tipo, ya que, a su juicio, las supuestas declaraciones de la citada doctora supone transmitir "consignas homófobas en las aulas".

En este sentido, confió en que la Conselleria de Educación se asegure de que este hecho, que ocurrió cuando la madre de una alumna impartía una charla sobre aborto y sexualidad, sea "reprobado y no vuelva a ocurrir nunca más".

Asimismo, Ben Amics exigió que la persona responsable de la charla se "retracte públicamente" y que el centro Madre Alberta explique a todo su alumnado que ni la homosexualidad ni ninguna otra orientación o identidad sexual "puede ser nunca una enfermedad".

Así, recordó que "ningún organismo serio admite hoy que la homosexualidad sea una patología y, mucho menos, que sea tratable médicamente". Finalmente, remarcó que como centro educativo oficial, el colegio Madre Alberta debe respetar la legalidad y los Derechos Fundamentales establecidos en la Constitución Española, donde, según apuntó, "se especifica que ninguna persona puede ser discriminada".

Además, añadió que la Ley Orgánica de Educación marca como uno de sus principios "el reconocimiento de la diversidad afectiva y sexual" y, por tanto, recalcó que es "obligación" de la Conselleria de Educación y Cultura "velar para que estos principios se cumplan".