Bienestar Social ofrece más de 60 plazas de albergue para los desalojados de la antigua fábrica de Marxalenes

VALENCIA, 28 (EUROPA PRESS)

La Concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento de Valencia ha ofrecido más de 60 plazas de albergue para los desalojados de la antigua fábrica Bombas Gens, en el barrio de Marxalenes, según informaron en un comunicado fuentes municipales.

Agentes de la Policía Nacional de Valencia desalojaron hoy al grupo de inmigrantes que ocupaba desde hace algunos meses de forma ilegal las instalaciones. Técnicos de los servicios sociales y responsables municipales se desplazaron "de forma inmediata" a la antigua fábrica al concoer el desaloja, y comprobaron que los agentes identificaron a unas 60 personas, de las que la mayoría fueron trasladadas a dependencias policiales al encontrarse sin documentación.

Los técnicos de la Concejalía de Bienestar Social e Integración informaron a todos los desalojados sobre los recursos disponibles en la ciudad, por lo que remitieron a aquellos que estuvieran interesados a las oficinas del Centro de Apoyo a la Inmigración y al Centros de Atención Social a Personas sin Techo, según las mismas fuentes.

La concejala de Bienestar Social, Marta Torrado, explicó que "a pesar de la descoordinación y la ausencia total de información por parte de la Delegación del Gobierno a esta Concejalía ante la actuación policial, se han puesto en alerta todos los Servicios Sociales Municipales responsables, con el fin de actuar de forma inmediata y poner a disposición de estas personas todos los recursos que requieran, entre los que se incluyen las más de 60 plazas de alojamiento en diferentes albergues".

En el momento que algún inmigrante lo requiera, los Servicios Municipales estudiarán "cada caso de forma individual" y se procederá a facilitar su ingreso en uno de los albergues con plazas disponibles, según las mismas fuentes. Con el fin de atender las necesidades de estas personas, el Ayuntamiento mantendrá abierto un dispositivo especial "el tiempo que sea necesario".

Marta Torrado destacó también el hecho de que el Gobierno central "anunciara el pasado mes de febrero la reducción del Fondo de Integración de Inmigrantes para 2009 en un 30%". Para la concejala de Bienestar Social e Integración, "esta reducción, que afectará directamente a los Ayuntamientos, es muy importante y causa un enorme perjuicio a la población inmigrante, que es la principal receptora de esos programas de integración".

Según sostuvo, "no es lógico que mientras el número de inmigrantes que llegan a nuestro país y a nuestra ciudad sigue aumentando, se reduzcan los recursos por la integración de los inmigrantes. Y somos los Ayuntamientos, junto con las comunidades autónomas, los que desarrollamos las políticas de integración".