Bilbao dice que la reducción de actividad en Valdecilla se hace todos los veranos y no afecta a la lista de espera

SANTANDER, 6 (EUROPA PRESS)

El gerente del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, José Luis Bilbao, explicó hoy que la reducción del número de camas y de la actividad quirúrgica en el centro hospitalario para el verano se enmarca dentro de la planificación estival, que se hace "todos los años" y no afecta "en absoluto" a la lista de espera.

De esta forma, en respuesta a preguntas de los periodistas, Bilbao salió al paso de las críticas del sindicato UGT, que ha denunciado que la intención del Servicio Cántabro de Salud (SCS) de reducir camas y servicios en los hospitales de la región en el verano pretende únicamente una reducción de costes y repercutirá en el aumento de la lista de espera.

Según dijo, se trata de la planificación de verano, que se hace todos los años, y que en este caso prevé una reducción de 72 camas porque en estos meses "se usan menos de lo habitual" y, además, la reducción de la estancia media en los ingresos hospitalarios incide también en la necesidad de menos camas.

Por su parte, en los quirófanos se pasará de los 18 que funcionan normalmente en invierno a doce durante el verano (con doce sesiones quirúrgicas programadas al día). Con ello, se mantiene la misma capacidad asistencial quirúrgica de "otros veranos", señaló. Además, recordó que la lista de espera está bajando "sustancialmente" en los últimos meses en Valdecilla y habrá que esperar hasta después del verano para ver de nuevo la evolución.

Bilbao destacó que la planificación de verano se presentó ante la Junta de Personal y reconoció que la Junta y los distintos sindicatos "tendrán su opinión".

Respecto al recorte de costes que denuncia UGT, subrayó que la función de un gerente es ofrecer la misma asistencia y de "calidad importante", con los menores costes posibles.

Por otro lado, en relación a las quejas de algunos proveedores del centro hospitalario sobre la tardanza en el pago de las facturas, en algunos casos por encima de un año, el gerente reconoció que hay un problema que "probablemente se ha agravado en los últimos meses" pero consideró que no se trata de una situación "especialmente crítica". Además, aunque algunas empresas denuncian demoras de año y medio, matizó que no es en todas las empresas ni en todos los pagos.