BNG, PSdeG y colectivos de Pontevedra dan hasta el 3 de junio para "rectificar" la delegación en Vigo o se manifestarán

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 (EUROPA PRESS)

Los opositores a la creación de una delegación de la Xunta en Vigo, BNG, PSdeG y algunos colectivos sociales y económicos de Pontevedra, dieron hoy de plazo a la Xunta hasta el próximo 3 de junio para "rectificar" el decreto que crea este ente territorial en la ciudad olívica o advirtieron de que saldrán a la calle en manifestación.

El alcalde de Pontevedra, el nacionalista Miguel Fernández Lores, anunció que los colectivos y organismos que promueven la manifestación en defensa de la capitalidad de la ciudad y contraria a la creación de la Delegación de la Xunta en Vigo empezarán a preparar "ya" esta movilización argumentando que la Xunta "se ratifica en lo que dice el decreto".

Por su parte, el PP de Pontevedra rechazó esta protesta y calificó ese argumento de "mentira utilizada interesadamente" por el Gobierno local. El portavoz municipal del PP, Telmo Martín, insistió en que "Pontevedra sigue con los mismos servicios y Vigo también".

Al respecto, el dirigente popular afirmó que cuenta con la "garantía" del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, de que "no se va a perder ninguna nómina" en la Delegación de la Xunta en Pontevedra.

No obstante, la próxima reunión que mantendrán los dirigentes municipales y los representantes de los colectivos sociales y empresariales tendrá lugar el día 1 de junio en la Cámara de Comercio de Pontevedra.

RECTIFICACIÓN

Tras el encuentro de hoy, Fernández Lores advirtió de que ante la decisión de la Xunta de crear una delegación territorial en Vigo, "sólo es cuestión de esperar" a que se cumplan los 100 días de Gobierno de Alberto Núñez Feijóo. Así, el alcalde de Pontevedra le dio de plazo a la Xunta hasta el día 3 de junio para que "rectifique" el decreto e incluya "un único delegado por provincia".

Sin embargo, al término de la reunión, Fernández Lores esgrimió una nota informativa de la Consellería de Presidencia según la cual "si antes los ciudadanos se tenían que desplazar a Vigo o a Pontevedra para hablar con los representantes políticos de la Xunta, dependiendo de donde estuviese el servicio, ahora podrán ser atendidos por el delegado de cualquiera de las dos ciudades".

Por su parte, la teniente de alcalde, la socialista Teresa Casal, acusó a Telmo Martín de "defender lo indefendible" y exigió "que convenza a su presidente de que deje Pontevedra como está".

Entre los asistentes a la reunión, el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos Castelao, Verísimo Pazos, aseguró que en el rechazo a este decreto "no hay nada de localismo ni tampoco lucha por chupar nada a Vigo".