Burgos-Vitoria

BILBAO, 9 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Fomento, a través del ente público empresarial Adif, ha licitado el proyecto de plataforma de los subtramos Miranda de Ebro-Armiñón y Armiñón-La Puebla de Arganzón, de la Línea de Alta Velocidad Valladolid-Burgos-Vitoria, en Álava y Burgos. El importe de licitación asciende a 2,8 millones de euros y el plazo de ejecución es de 12 meses, según informó hoy la Delegación del Gobierno en el País Vasco.

Los mismos medios precisaron que el trazado del subtramo Miranda de Ebro-Armiñón discurre por los términos municipales de Miranda de Ebro y Ribera Baja (Burgos) y Armiñón (Álava) y tiene una longitud de 6,2 kilómetros. En el trayecto destaca, como obra singular, la construcción de un viaducto de 1.260 metros de longitud.

El trazado del subtramo Armiñón-La Puebla de Arganzón, de 6,6 km de longitud, recorrerá los términos municipales de Armiñón (Álava) y La Puebla de Arganzón, en la provincia de Burgos, e incluye la construcción de un túnel de 2.250 metros de longitud.

La nueva Línea de Alta Velocidad Valladolid-Burgos-Vitoria está incluida en la red de altas prestaciones del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT) del Ministerio de Fomento para el periodo 2005-2020. A escala europea, forma parte del Proyecto Prioritario número 3 del Eje Atlántico Ferroviario Europeo, que da continuidad, en territorio español, a la línea Madrid-Valladolid-Vitoria-Frontera Francesa.

FINANCIACIÓN

Las obras de plataforma del tramo Burgos-Vitoria serán cofinanciadas por el Fondo de Cohesión dentro de Programa Operativo Fondo de Cohesión-FEDER. Con estas subvenciones, la Unión Europea contribuye a reducir las disparidades sociales y económicas entre los ciudadanos de la UE.

Entre las ventajas que aportará su puesta en servicio, destacan la disminución de la distancia de recorrido entre Valladolid y Vitoria en 21 kilómetros, de forma que pasarán de los 244,8 actuales a 223,8 kilómetros, sin incluir los accesos a Valladolid y Vitoria. Además, se incrementará la seguridad mediante el uso de tecnologías punta en los sistemas de conducción automática de trenes y la ausencia de pasos a nivel a lo largo de todo el recorrido.

La línea dispondrá de dos vías electrificadas de ancho internacional o UIC (1.435 mm). Se ha diseñado para alcanzar una velocidad máxima de 350 kilómetros por hora, con pendientes máximas de 25 milésimas por metro.

La inversión total estimada para las obras de plataforma de la nueva Línea de Alta Velocidad Valladolid-Burgos-Vitoria supera los 1.600 millones de euros, sin incluir los accesos a Valladolid y Vitoria.

Los estudios y proyectos de la LAV y las obras de plataforma del tramo Valladolid-Burgos han sido cofinanciados por las Ayudas RTE-T (Redes Transeuropeas de Transporte) por importe de 39,7 millones de euros. Por su parte, el Fondo de Cohesión dentro del Programa Operativo Fondo de Cohesión-FEDER cofinancia las obras de plataforma del tramo Burgos-Vitoria. Con estas subvenciones, la Unión Europea contribuye a reducir las disparidades sociales y económicas entre los ciudadanos de la Unión.

CABIECES

Para el delegado del Gobierno en el País Vasco, Mikel Cabieces, ésta el anuncio de estas licitaciones "supone una excelente noticia" puesto que "el avance en los trámites y en la ejecución sobre el terreno" de la Línea Valladolid-Burgos-Vitoria va a "garantizar una de las grandes ventajas del TAV para el País Vasco".

"Permitir que los ciudadanos vascos puedan viajar al resto de España, y al resto de Europa, en unas inmejorables condiciones de rapidez, comodidad y seguridad", manifestó.

Para Cabieces, la Alta Velocidad ferroviaria "avanza decididamente en España", y el País Vasco "no va a perder este tren". "Un tren de futuro, unido a nuestro progreso como sociedad", concluyó.