Calvo niega que las obras del Palacio de Congresos estén paradas y dice que Barceló no le ha comunicado su decisión

Cort hará "todo lo que esté en sus manos" para que las obras del Palacio de Congresos no paren

PALMA DE MALLORCA, 28 (EUROPA PRESS)

La alcaldesa de Palma, Aina Calvo, aseveró hoy que el Ayuntamiento hará "todo lo que esté en sus manos" para que las obras del futuro palacio de Congresos no se paralicen, después de conocer que Barceló ha decidido abandonar el proyecto al no estar dispuesto a asumir un sobrecoste de 30 millones de euros sobre el presupuesto inicial.

Sin embargo, en declaraciones a los medios durante la presentación de la primera Bicifiesta, Calvo negó que las obras estén paradas y aseguró que los trabajos de construcción, en los que participan unos 300 trabajadores, continúan, pese a las manifestaciones realizadas por Barceló, empresa de la que, según dijo, no ha recibido ningún anuncio oficial, aunque aseguró que con el grupo mallorquín mantiene "un contacto permanente" al igual que con el resto de agentes implicados en el proyecto.

La primera edil insistió en que, velando por la importancia del proyecto para el futuro de Palma, así como para los empleados que trabajan en las obras, el Consistorio "no dejará pasar un día de trabajo para sacar adelante la infraestructura", aunque apeló a la "cautela" para hacer frente a una situación que calificó de "complicada".

Asimismo, Calvo aseguró que existen razones técnicas y jurídicas que avalan la continuidad de los trámites de las obras, por lo que recalcó la necesidad de garantizar que la construcción "no se pare". La alcaldesa aprovechó asimismo para recordar el inicio del proyecto, que sufrió un cambio "repentino" de ubicación, en primera línea de mar, por parte del anterior presidente del Govern, Jaume Matas, la ex alcaldesa Catalina Cirer y el ex concejal de Urbanismo, Javier Rodrigo de Santos.

"Sacaron a concurso el proyecto con una tramitación administrativa inviable, una dudosa legalidad y un coste absolutamente inasumible porque había un tercer solar que no era de propiedad municipal", aseveró Calvo, quien manifestó que cuando se produjo el cambio de gobierno en 2007 "tuvimos escoger entre la connivencia de esta operación o reconducir la situación en favor de una mayor seguridad jurídica y velando por el interés general".

De este modo, aseveró que lo que se consiguió con las modificaciones efectuadas fue "un proyecto con garantías jurídicas y técnicas, en base a pasos contundentes y con un coste de 18 millones de euros para el inicio de las obras". A partir de este momento, manifestó, "hay que encontrar la mejor solución posible y no polemizar sobre una obra que será esencial para Palma".

Cabe recordar que Barceló posee un 95 por ciento de las acciones del Centro de Congresos Internacional de Palma, mientras que el 5 por ciento restante corresponde a Acciona. Entretanto, mañana se reunirá el consejo de administración para valorar la situación generada.