Canarias ha capturado 655 picudos rojos y talado 660 palmeras dañadas desde que en 2006 se declarase la plaga

El Gobierno de Canarias ha empleado 6,2 millones en la eliminación del coleóptero en Fuerteventura, Gran Canaria y Tenerife

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 23 (EUROPA PRESS)

La plaga de picudo rojo, declarada el 24 de marzo de 2006, ha obligado desde entonces a la eliminación de 660 ejemplares de palmera canaria y se han capturado 655 escarabajos, según los datos de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del Gobierno de Canarias que preside Pilar Merino.

Las islas más afectadas han sido Fuerteventura y Gran Canaria, si bien en el año 2007 se detectaron dos picudos rojos en Tenerife que han obligado a tomar las mismas medidas para evitar la expansión de dicha plaga.

Este coleóptero ha encontrado en los ejemplares autóctonos "un verdadero bistec" según han señalado los expertos que han alertado de la peligrosidad del picudo rojo porque no se detecta su existencia hasta que la "palmera está totalmente comida", de ahí que el Ejecutivo regional declarase "de utilidad pública la lucha contra el Rhynchophorus ferrugineus --nombre científico del picudo-- de las palmeras".

En el caso de Fuerteventura, los daños han sido mayores con 209 picudos capturados en 2006 y 286 en 2007, si bien han ido remitiendo el número de ejemplares capturados hasta los 39 del pasado año. En este ejercicio se han encontrado 9 ejemplares. La presencia de esta plaga en los municipios de Tuineje; Pájara; Antigüa y La Oliva ha obligado al refuerzo de inspecciones tal y como recoge el protocolo elaborado por el Gobierno canario ante esta plaga en 2006.

En Gran Canaria, los ámbitos afectados por la plaga han sidos distintos puntos de Las Palmas de Gran Canaria; San Bartolomé de Tirajana y Mogán, si bien la zona de Taurito ha sido declarada este año libre de la plaga. Como en el caso de Fuerteventura, los años en que más escarabajos se encontraron fueron en 2006 y 2007 con 59 y 41 respectivamente. La isla de Tenerife se vio afectada por la plaga en 2007 con dos ejemplares encontrados en Arona.

TRES AÑOS EN PIE DE GUERRA

En total durante estos nueve años se han desarrollado en las islas afectadas por el picudo 330.890 inspecciones desde 2006 hasta este año y el censo de 65.329 ejemplares. Los años de 2006 y 2007 han sido los que más capturas y talas se han desarrollado, así como censos e inspecciones.

La inversión media ha superado los 1,4 millones de euros desde que se detectara el primero de los casos, elevándose la cuantía en 2008 y 2009 hasta 1,7 millones. En total más de 6,2 millones de euros. Según explicó la consejera Pilar Merino, los protocolos y trabajos que se han seguido hasta el momento han permitido ir controlando la expansión del picudo rojo, siendo "un ejemplo" dentro de Europa.

Los trabajos realizados en este sentido incluyen el censo y la inspección de palmeras, así como su eliminación; tratamientos fitosanitarios; instalación de redes y jaulas; así como el seguimiento y control de viveros. También conlleva la acreditación de empresas y transporte para el traslado de palmeras; así como la acreditación del personal para los traslados y el seguimiento de estos.

Según explicaron a Europa Press, expertos en la materia la propagación de esta plaga ha obedecido a la introducción de palmeras foráneas procedentes de Egipto y Turquía en donde este escarabajo cuenta con depredadores naturales "para urbanizaciones y complejos turísticos", principalmente.