Carretero participará en una jornada de la 'Casa Gran' de Mas, que le abre las puertas del proyecto

BARCELONA, 27 (EUROPA PRESS)

El ex conseller Joan Carretero, que anunció hoy su baja de ERC, participará en una jornada de la Fundació Catalanista i Demòcrata (CatDem) que tendrá lugar en junio sobre el derecho a decidir, al lado de Mònica Sabata y Ferran Requejo.

El secretario general de CDC, Artur Mas, matizó hoy que la participación de Carretero "no tiene nada que ver" con las relaciones del ex conseller con la dirección de ERC y su salida del partido.

En declaraciones a los periodistas antes de inaugurar la nueva sede de CatDem, vinculada a la 'Casa Gran', Mas abrió las puertas de su 'Casa Gran del Catalanisme' a cualquier persona que tenga "sentido de país", incluyendo el ex conseller Joan Carretero y el ex candidato a la Presidencia de ERC Jaume Renyer.

Lo dijo al preguntársele por ambos, después de que Carretero anunciara hoy que se dará de baja de ERC y de que Renyer lo hiciera el sábado. Mas evitó personalizar para no entrar en un "combate estrictamente partidista", aunque añadió: "Si alguien quiere venir, se llame como se llame, en la línea de que sea una persona que quiera trabajar por Catalunya, en esta casa es bienvenido".

Mas subrayó que entrar en la "batallita" sobre si militantes de ERC pasan a CDC no contribuirá al objetivo de su proyecto de refundación del catalanismo, que no es otro que "unir, sumar esfuerzos y no dividir el catalanismo, no irlo haciendo más pequeño".

"Porque, a través de ir haciendo más pequeño el catalanismo, iremos haciendo más pequeña a Catalunya, y la haremos más débil", añadió el líder de CiU.

Al preguntarle por la situación interna de ERC, consideró que, si gente como Carretero o Renyer dejan de creer en el partido, "por algo será". "Pero nosotros no queremos hurgar en la herida, no queremos convertir esto en una crítica a ERC", dijo.

Mas rechazó poner "etiquetas" a los catalanistas, porque sólo sirve para "debilitar el espacio nacionalista", que es lo que quieren los que defienden el centralismo y el españolismo, y aseguró que en la 'Casa Gran' caben independentistas, pero también personas que sólo pretendan más autogobierno.

Apuntó que el catalanismo no incluye sólo la reivindicación nacional, sino que también es sinónimo de modernidad y sentido productivo, de bienestar y creación de riqueza. Esta combinación del catalanismo es patente en la nueva sede de CatDem, situada en el Eixample modernista y construida en base a una fábrica textil de principios del siglo XX.

Ya en el acto de inauguración, Mas aseguró que su proyecto de 'Casa Gran del Catalanisme' no está definido para ganar unas elecciones, "y no tiene fecha de caducidad". Según él, "va más allá de un partido y de unas elecciones, aunque parezca mentira".