Carrillo alega que la Junta de Gobierno carece de competencias para resolver el caso de Diego de Riaño

Asume "toda la responsabilidad" y señala que si se le han otorgado determinadas competencias municipales "será para que las ejerza"

SEVILLA, 23 (EUROPA PRESS)

El concejal de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Sevilla, Emilio Carrillo (PSOE), defendió hoy, con respecto al caso del edificio municipal de Diego de Riaño --desalojado el pasado martes por fuertes temblores y que el Ayuntamiento pretende reabrir a pesar de la decisión en contra del Comité de Seguridad y Salud--, que la Junta de Gobierno Local "carece de competencias legales" para resolver el caso.

En declaraciones a Europa Press, Carrillo subrayó que la Junta de Gobierno no es competente a la hora de adoptar acuerdos en la materia, puesto que en tema de Personal y Prevención de Riesgos Laborales, "las competencias están legalmente establecidas al alcalde y, por delegación, al delegado de Recursos Humanos".

En este sentido, el concejal socialista aseguró asumir "toda la responsabilidad" de la decisión adoptada --como presidente del Comité de Seguridad y Salud, ha avalado la resolución de mantener clausurado el inmueble--, aseverando al respecto que los trabajadores municipales ubicados allí "no volverán a estas dependencias hasta que no haya garantía plena de su seguridad en el desempeño de su puesto de trabajo". "Si se me han dado determinadas competencias municipales, será para que las ejerza", sentenció.

Finalizó indicando que, en teoría, una resolución directa de Alcaldía sería la única forma de superponer una decisión a la resolución tomada por el Comité de Seguridad y Salud.

La Junta de Gobierno ha tomado conocimiento de dos informes técnicos elaborados por el servicio municipal de Salvamento y Extinción de Incendios y el área de Edificios Municipales que resuelven "taxativamente" a favor de la seguridad y estabilidad del edificio municipal de la calle Diego de Riaño, por lo que la portavoz del Gobierno municipal de PSOE e IU-CA, Maribel Montaño, anunció la "normalización" de la actividad del recinto.