Carrillo dice que ha debido superar "trabas" dirigidas a "reducir, cuando no impedir", la eficacia de su labor

El ya ex edil de Recursos Humanos afirma que "nada" de todo lo acontecido "ocurriría si fuese otro el concejal responsable"

SEVILLA, 27 (EUROPA PRESS)

El ya ex concejal de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Sevilla, Emilio Carrillo (PSOE), ha introducido a las 13,00 horas por Registro Municipal un escrito en el que da cuenta de su dimisión "de forma irrevocable" como edil del ramo, subrayando en este documento que su trabajo al frente de este departamento ha tenido que desarrollarse "superando y sorteando numerosas trabas operativas y políticas dirigidas de manera consciente a reducir, cuando no impedir, la eficacia del mismo".

En el escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, Carrillo recuerda cómo el 18 de septiembre de 2008 la Alcaldía de Sevilla delegó en su persona las competencias relativas a la gestión de los recursos humanos y relaciones laborales del Ayuntamiento, reconociendo que "fue una delegación impuesta, que sólo conocí una vez firmada la correspondiente resolución".

"No obstante, por sentido de la responsabilidad, opté por asumir las tareas encomendadas y acometer su desempeño con el mayor entusiasmo e inteligencia posibles, consciente de que afectan directamente a un colectivo de gran profesionalidad y cualificación --los más de 5.000 empleados municipales-- e inciden indirectamente en la calidad de los servicios públicos municipales que reciben los sevillanos", indicó.

Carrillo, en su escrito de renuncia, reivindica que los siete meses transcurridos al frente de Recursos Humanos han servido para "restablecer el diálogo y el clima laboral en el seno del Ayuntamiento, francamente deteriorado desde finales del pasado mandato municipal".

Asimismo, alaba el "inestimable" apoyo de un "magnífico" equipo técnico y señala que, en consenso con los representantes sindicales, se han impulsado y aprobado proyectos y propuestas "de indudable significación", como la oferta pública de empleo de 2008, el nuevo reglamento de permisos del personal o la culminación del proceso de Promoción de Puestos de Trabajo --"el primero en las dos últimas décadas", arguyó--.

EL GOBIERNO HA LLEGADO "AL EXTREMO"

El ex edil del ramo incide en el acuerdo de negociación colectiva para 2009, "reparando una amplia batería de incumplimientos provenientes de ejercicios anteriores", como uno de los puntos clave en todo el conflicto, ya que las "trabas", a su juicio, llegaron "al extremo" con lo sucedido en la Junta de Gobierno del pasado 23 de abril, que paralizó la tramitación del acuerdo, firmado el 2 de febrero y ratificado en sesiones del Pleno del Ayuntamiento de 20 de febrero y 20 de marzo.

Otro punto que ha precipitado los acontecimientos fue la "desautorización" sufrida al ignorar lo decidido por el Comité de Seguridad y Salud, bajo su presidencia, a propósito de lo acontecido en el inmueble municipal de la calle Diego de Riaño, "donde está en juego, ni más ni menos, que la integridad física de decenas de personas".

"En el convencimiento de que nada de esto ocurriría si fuese otro el concejal responsable y de que los principales afectados por tan absurda situación son quienes menos se la merecen", el socialista presenta así su dimisión del cargo.