Castellano afirma que la modificación de la LREM no afecta "a nada esencial de la ley"

VALENCIA, 23 (EUROPA PRESS)

El conseller de Gobernación, Serafín Castellano, aseguró hoy que la modificación de la Ley de Régimen Económico Matrimonial (LREM) anunciada por el Consell si el Gobierno central retira el recurso de inconstitucionalidad no afecta "a nada esencial de la ley" y se centra en cuestiones de naturaleza "técnica".

Castellano se refirió a esta cuestión antes de reunirse con la Junta directiva de la Asociación de Trabajadores Autónomos ATA de la Comunitat para explicarles las novedades del borrador de la ley de sucesiones.

Ayer, el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, aseguró que ha llegado a un "acuerdo de sincronización" con el vicepresidente tercero del Gobierno y responsable de Política Territorial, Manuel Chaves, para que si el Ejecutivo socialista retira el recurso de inconstitucionalidad a la Ley de Régimen Económico Matrimonial (LREM), la Generalitat realizará una propuesta de modificación de la norma.

Castellano indicó que se trata de una "gran noticia", para "felicitarnos todos", porque "evidentemente, podemos desplegar y desarrollar lo que el Estatuto y la Constitución nos dice, que es de modificar, conservar, desarrollar y legislar sobre lo que es nuestro derecho foral".

El conseller desveló que los aspectos que se modificarán son los que se estaban ya "hablando y negociando en reuniones técnicas y en los últimos meses con el Estado" y aseguró que afecta a cuestiones de naturaleza "técnica".

En el mismo sentido, avanzó que los cambios están todos "prácticamente redactados y acordados" entre el Estado y la Generalitat y no afectan "a nada esencial de la ley: ni al régimen de separación de bienes; ni a las sanciones patrimoniales respecto a la violencia de género; a la 'germanía' ni a las novedades que establece respecto al Código Civil u otras leyes autonómicas.

Castellano describió el acuerdo como "una salida pactada políticamente", algo que el Consell estaba reclamando "desde hacía ya varios meses", por lo que, insistió, se trata de un "éxito y un motivo de alegría y satisfacción para todos".

El Gobierno central presentó en diciembre de 2007 un recurso de inconstitucionalidad a 11 artículos de esta normativa, mientras que la Generalitat asegura que es competente para legislar en esta materia, al estar amparado por su estatuto de autonomía.