CCOO denuncia que Aguirre se niega a apoyar a los desempleados mientras otras regiones del PP sí lo hacen

MADRID, 04 (EUROPA PRESS)

El secretario general de CCOO de Madrid, Javier López, denunció hoy que la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, se niega "por principios" a garantizar una renta mínima a las personas desempleadas que carecen de prestaciones por desempleo.

"Estamos pidiendo 421,6 euros al mes. Es una cantidad tan mínima que suena ridículo que un cargo público tan importante como quien preside una comunidad sostenga que se desincentiva la búsqueda de empleo. Si prefieren contratar a todos los parados sin protección tampoco nos oponemos, pero nadie está en condiciones de garantizar tantos empleos", indicó López en un comunicado.

López pidió a Aguirre "que mire no sólo a comunidades gobernadas por el PSOE, sino a otras gobernadas por el PP, como Castilla-León o Murcia, que hoy mismo han aprobado la renta que Aguirre rechaza en Madrid". "Es llamativo que por vía de subvenciones, ayudas, rebajas fiscales, regalos fiscales, privatizaciones y demás, no haya problemas para sanear beneficios empresariales, mientras se cierran las puertas en las narices de las familias madrileñas que tienen serios problemas", consideró.

El responsable sindical pidió a la presienta que "asuma la responsabilidad de gobernar para todos los madrileños y no sólo para la clá de cortesanos que aplaude las ocurrencias y sólo mira el ombligo de sus negocios fáciles a cuenta de los presupuestos públicos".

"Hay muchas familias que lo están pasando mal, con todos sus adultos en paro y sin rentas. No es posible que en estas circunstancias el Servicio Regional de Empleo haya dejado de gastar 134 millones de euros de sus presupuestos para 2008, que el Gobierno regional se niegue a poner en marcha una Renta Activa de Inserción o que el 60 por ciento de los solicitantes de Renta Mínima de Inserción sean rechazados, o las familias beneficiarias se hayan reducido en más de 900, alcanzando sólo a 8.610 familias en 2008", manifestó.

Con respecto a la patronal CEIM, Javier López, pidió a Arturo Fernández, que "abandone el intento de afrontar esta crisis y salir de ella, empobreciendo a las familias trabajadoras, abaratando despidos y precarizando aún más el empleo". "Esas posiciones nos alejan de la competitividad y productividad, contribuyendo sólo a agudizar y prolongar la crisis", sentenció.