Centaurea y CC.OO. denuncian un sondeo sin autorización para la urbanización de Villanueva de Gómez (Ávila)

ÁVILA, 12 (EUROPA PRESS)

La asociación ecologista Centaurea y CCOO aseguraron hoy que la perforación realizada en el pinar de Villanueva de Gómez (Ávila), para la que la promotora de la macrourbanización que pretende construirse, Inveralde, ha solicitado la declaración de agua minero-medicinal y termal, "no cuenta con expediente de autorización de la Confederación Hidrográfica del Duero".

En un comunicado recogido por Europa Press, criticaron que se haya cursado la solicitud ante la Junta de Castilla y León, cuando "está acreditado que se ha efectuado un sondeo sin el preceptivo expediente del organismo de cuenca". Es por ello que se ha tramitado una denuncia ante la Confederación Hidrográfica del Duero.

"Inveralde parece querer seguir tirando por la calle de en medio", aseguran Centaurea y CCOO, que consideran que "el hecho de que haya procedido a efectuar perforaciones y efectuar la captación de agua sin expediente de la CHD demuestra una absoluta falta de respeto por las competencias del organismo regulador".

Según explican, la prospección se encuentra "al borde de dos balsas de descomunal tamaño, construidas en suelo rústico, cuya legalidad, junto al resto de sistemas generales ya fue puesta en cuestión por el Procurador del Común, que solicitó de la Junta de Castilla y León la paralización de las obras".

Asimismo, destacaron que la obra de captación, el entubado y la arqueta correspondiente se encuentran en ejecución desde febrero de 2008, y en la actualidad se han retomado los trabajos de sondeo a mayor profundidad, que podría rondar los 300 metros.

El proyecto ya ha sido cuestionado en varias ocasiones por la CHD, por no haberse presentado el proyecto en su conjunto para valorar las necesidades de agua, y también se han abierto diligencias penales en el Juzgado de Instrucción de Arévalo.

La macrourbanización La Favera, con más de 8.000 viviendas, tres campos de golf y un hotel de lujo, está proyectada en una zona de pinar en la los cerca de 150 habitantes del municipio son abastecidos con agua embotellada por la contaminación con nitratos que sufre el acuífero de Los Arenales.