CHA pide una reunión entre el Ayuntamiento, ZAV y la oposición para analizar la intermodalidad en Goya

ZARAGOZA, 5 (EUROPA PRESS)

El portavoz del grupo municipal de CHA en el Ayuntamiento de Zaragoza, Juan Martín, ha solicitado la celebración de una reunión entre el equipo de gobierno del Consistorio, la oposición y la sociedad Zaragoza Alta Velocidad (ZAV) para analizar la intermodalidad en el apeadero de Gran Vía-Goya entre las cercanías y el tranvía en la capital aragonesa.

Martín relató que ya se han presentado empresas para la adjudicación de las obras del tranvía que se podría iniciar "sin terminar la construcción del apeadero de Gran Vía-Goya" lo que puede producir que "nazca una red de tranvía coja".

Su impresión es que ZAV "está en coma profundo porque no tiene liquidez y sorprende que el Ministerio de Fomento adquiera un compromiso político con Madrid, pero en Zaragoza forma parte de una sociedad que tiene proyectos redactados y que no ejecutan".

En este sentido, citó el túnel de la A-68 --del que falta por instalar la iluminación y el sistema de seguridad-- y el apeadero de Gran Vía-Goya, que según Martín, "son proyectos cruciales para la movilidad de Zaragoza".

En rueda de prensa explicó que el objetivo de esa reunión que reclaman sería debatir estos proyectos, al tiempo que incidió en que "CHA reclama a Fomento que cumpla sus compromisos con Zaragoza" tras apreciar que tanto el ministro de Fomento, José Blanco, como el secretario de Estado de Infraestructuras y Planificación, Víctor Morlán, "subastan el presupuesto de Fomento entre Madrid y Barcelona".

Tras la reunión de la gerencia de Urbanismo, Martín explicó que el consejero municipal de Urbanismo, Vivienda, Arquitectura y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zaragoza, Carlos Pérez Anadón, "también compartió el mismo nivel de preocupación" y se comprometió a trasladar esta petición al vicealcalde, Fernando Gimeno, para hacer una reunión monográfica.

El portavoz de CHA recordó que el proyecto de construcción del apeadero de Gran Vía-Goya está redactado y prevé un plazo de ejecución de 18 meses que, al coincidir en el tiempo con las obras del tranvía Norte-Sur, "podría generar un conflicto en el tráfico rodado y en la red ferroviaria".

Martín calificó este apeadero de "piedra de bóveda" de la intermodalidad en Zaragoza porque confluyen el tranvía y las cercanías, además de la red de autobús urbano.

INSPECCIÓN TÉCNICA DE EDIFICIOS

Por otro lado, Martín reclamó en la reunión de gerencia e Urbanismo el listado de inmuebles que hayan pasado la inspección técnica de edificios en el último año.

Martín criticó que esta petición ya la trasladaron el pasado mes de septiembre cuando pidieron conocer el listado desde noviembre de 2007 y "el informe todavía no ha llegado, ni se le espera".

Además, propuso que el equipo de gobierno desarrolle una campaña informativa sobre la conservación y los niveles de protección de los edificios, especialmente en el Casco Histórico en los inmuebles más antiguos.

El portavoz de CHA lamentó que el equipo de gobierno PSOE-PAR "vuelve a incumplir su deber de informar", en referencia a que tampoco han recibido información sobre viajes, ayudas en acción social, en urbanismo o cultura.

"No queremos pensar que el equipo de gobierno practica el escapismo, pero exigimos el informe sobre todas las iniciativas que ha solicitado CHA en el último año".