Chávez manda "al cipote" a la CIDH y cuestiona la validez de la Organización de Estados Americanos

CARACAS/LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 10 (EUROPA PRESS)

Venezuela podría salirse de la Organización de Estados Americanos (OEA) y convocar una "Organización de Pueblos Libres de América", según indicó anoche el presidente del país, Hugo Chávez, quien arremetió contra esta institución por el último informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el que se denuncia un deterioro de la democracia en el país iberoamericano.

"Váyanse largo al cipote, señores de la fulana Comisión de Derechos Humanos de la OEA", dijo el mandatario durante la inauguración de un hospital en el norte de Venezuela. Chávez calificó también de "burocracia imperial" a la OEA y dio la razón al ex dirigente cubano Fidel Castro cuando cuestiona la validez de esta institución.

"Fidel tiene razón cuando dice 'otra vez la OEA'. Es una burocracia imperial. Nos acaban de condenar, la inefable CIDH que es de la OEA (...) Si eso sigue así, hay que preguntarse lo que se preguntan todos los mandatarios del continente, ¿para qué la OEA? ¿Para que continúe el cinismo?", se preguntó el dirigente venezolano en declaraciones recogidas por los medios venezolanos.

"Allí (en la OEA y en la CIDH) hay gente que vive de eso, haciendo informes contra Venezuela y otros países. Pero ¿por qué no condenaron nunca a (el ex presidente de Estados Unidos George W.) Bush?", añadió.

"Venezuela podría salirse de la OEA y convocar a los pueblos de este continente a que nos liberemos de esos viejos instrumentos, y que formemos una organización de pueblos libres de América Latina. Y los gobiernos que nos quieran acompañar en este movimiento de liberación de esos mecanismos perversos, cínicos, de chantaje, porque es chantaje contra nuestros pueblos", recalcó.

En el informe publicado ayer, la Comisión destacaba la "existencia de un ambiente hostil para la disensión política" en Venezuela, así como el "hostigamiento a organizaciones no gubernamentales o defensores de Derechos Humanos" y denuncia "la existencia de obstáculos directos e indirectos a la libertad de expresión que pueden afectar el goce de los derechos y las graves condiciones en las que se encuentran las personas privadas de libertad".