Circular por la acera con una bicicleta en la capital tiene una sanción del doble que en moto

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Circular por la acera con una bicicleta en la capital supone a los madrileños el doble de sanción (60 euros) que hacer lo mismo pero a bordo de una motocicleta (30 euros), según denunció hoy el portavoz socialista de Movilidad en el Ayuntamiento de Madrid, Manuel García Hierro, en la comisión ordinaria del ramo.

"(El Gobierno local) es más duro a la hora de sancionar a un ciclista que circula con una bicicleta por la acera, que conlleva una sanción de 60 euros, que a un motorista que accede por la misma acera con el vehículo en marcha, al que se le interpone por el mismo concepto (una multa de) 30 euros", criticó García Hierro, que denunció que la propia regulación municipal "manifiesta sus preferencias", quizá porque, como destacó en un guiño irónico, tanto el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, como el delegado de Seguridad y Movilidad, Pedro Calvo, son "dos reconocidos motoristas".

Sin embargo, el director general de Movilidad en el Ayuntamiento de Madrid, Jesús Ayuso, negó que la sanción sea superior para los ciclistas para matizar que está permitido el acceso de las motos a las aceras con el motor encendido y siempre que sea para ayudarse a subir para, posteriormente, aparcar el vehículo "con la tracción de la propia persona". Minutos después, el concejal socialista corroboraba a Europa Press las diferencias de sanciones leyendo literalmente los artículos específicos de la ordenanza.

Por otro lado, Ayuso detalló que el año pasado se retiraron de la vía pública 3.280 vehículos de dos ruedas por las cuatro grúas especializadas de Madrid Movilidad, de las que 252 fueron motocicletas aparcadas en las aceras. Las denuncias interpuestas el año pasado contra los propietarios de las motos fueron 1.565.

Todo ello dentro de una política de movilidad que apuesta por las dos ruedas, como aseveró, que incluye exenciones en el pago del SER para motos y ciclomotores, la posibilidad de circular en Áreas de Prioridad Residencial en horario diurno y la construcción, desde el año 2006, coincidiendo con el incremento del uso de motos por la ciudad, de instalaciones de estacionamiento exclusivas para las motocicletas con nuevos formatos de señalización.

Desde entonces, como apuntó Ayuso, se han reservado 337 espacios para las motos, lo que supone más de 3.874 metros lineales y una capacidad para 3.522 vehículos de este tipo. A todo ello sumó la petición presentada por el Ayuntamiento a distintas empresas e instituciones para que reserven una parte de sus aparcamientos a las motocicletas, como ya llevó a cabo Adif en la estación de Atocha.