Comienzan los trabajos de sustitución de más de un millar de luminarias en los pueblos del municipio

SANTANDER, 25 (EUROPA PRESS)

La empresa Ditra Cantabria ha iniciado los trabajos de sustitución de luminarias incluidos dentro del proyecto que va a permitir modernizar el alumbrado público en los barrios de Cueto, Monte, San Román y Peñacastillo, que cuenta con un presupuesto de 798.957 euros y un plazo de ejecución de 5 meses.

El concejal de Barrios y Participación Ciudadana, Santiago Recio, que comprobó cómo se desarrollan los trabajos en La Maruca, en Monte, informó que, en total, se sustituirán 1.073 puntos de luz y se realizarán actuaciones complementarias como la instalación de nuevos armarios de mando, protección y maniobra con estabilizadores de tensión.

El proyecto supondrá la modernización del alumbrado público en los barrios de Santander, con la sustitución de más de 1.000 luminarias que se adaptarán a las características y uso actual, respetando las previsiones de la vigente Ordenanza Municipal respecto a la contaminación lumínica.

Recio indicó que los puntos de luz que van a ser reemplazados tienen una antigüedad de más de 25 años, lo que unido al avance de la técnica, la calidad actual de los materiales y los requerimientos de eficiencia energética, aconsejan su renovación.

Se instalarán lámparas de vapor de sodio de alta presión de 150 w.-400 V., al disponer esta lámpara de un elevado rendimiento lumínico y de reproducción cromática.

El proyecto comprenderá, además, la revisión de los conductores de la red a lo largo de más de 31 kilómetros de longitud, y se realizarán trabajos de compensación de fases, sustitución de pinzas, sustitución de conductores que tengan defectos de aislamiento y compensación de energía reactiva con el fin de minimizar en lo posible el consumo energético y la factura eléctrica.

Así, se conseguirá una mejora tanto de las propias luminarias como de la eficacia energética además de limitar totalmente la emisión de luz hacia el hemisferio superior.

El concejal señaló que los criterios que se han usado para determinar los lugares en los que se van a sustituir las luminarias han sido el estado general de la red existente, mejorar el ratio de puntos de luz por habitante, características generales e importancia del vial en relación con el conjunto de la red, entornos públicos, sociales, deportivos y culturales con mayores necesidades de servicio y razones de mayor seguridad vial o peatonal.