Condenan a pagar 30.000 euros a una doctora por extirpar de forma accidental la glándula lacrimal sana a una paciente

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Provincial de Madrid, en sentencia de 7 de abril de 2009, ha condenado a la doctora M. T. V. U. del Hospital Virgen de la Paloma de Madrid a pagar 30.000 euros a una paciente a la que extirpó de forma accidental una glándula lacrimal sana del ojo izquierdo, informó hoy la Asociación 'El Defensor del Paciente'.

La asociación señala que la Audiencia ha ratificado la primera sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 26 de Madrid que condenaba a la doctora a pagar 18.000 euros y que ha incrementado la cuantía hasta 30.000.

La asociación señala en un comunicado que en noviembre de 2001 la paciente acudió a la consulta de la doctora al apreciar un pequeño bulto en el párpado izquierdo que ni le producía dolor, ni se apreciaba externamente por encontrarse cubierto por el párpado superior.

La médico comunicó a la paciente que el quiste tenía que ser operado y que era algo sencillo, por lo que el 8 de marzo de 2002 la paciente ingresó en el Hospital Virgen de la Paloma de Madrid.

La intervención se prolongó durante más de una hora y durante la operación la paciente "sufrió intensos dolores hasta el extremo de provocarle el llanto, a pesar de encontrarse anestesiada".

El material extirpado se remitió a Anatomía Patológica para que fuera analizado y el 11 de marzo de 2003 el Informe de Anatomía Patológica reveló que el material extirpado era la glándula lacrimal sana del ojo izquierdo.

Como consecuencia de ello, la paciente presenta una extirpación no consentida de la Glándula Lagrimal, Queratitis crónica, Hiperemia conjuntival crónica, Fotofobia (Intolerancia a la luz), dolor y sequedad ocular.

Según aseguró la asociación, la Sentencia establece que "de la prueba practicada procede concluir la existencia de una mala praxis médica en la actuación de la doctora M. T. V. U. y, en consecuencia, procede desestimar el Recurso de Apelación presentado por la doctora".

"La Sala entiende, además, que la cantidad señalada en la Sentencia apelada no resarce completamente el perjuicio sufrido por la demandante, por eso entendemos que es más acorde con las circunstancias establecer la cantidad de 30.000 euros", concluye el escrito.