Delegada del Gobierno en Canarias cree que "ya está bien de intentos de linchamiento" y ve "legítima" querella de Soria

Darias revela que en la toma de declaración de Benítez Cambreleng no había ningún periodista

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 20 (EUROPA PRESS)

La delegada del Gobierno en Canarias, Carolina Darias, aseguró hoy que "ya está bien de intentos de linchamiento y de intentar desacreditar a las instituciones que conforman el Estado de Derecho" tras el anuncio del presidente del PP canario, José Manuel Soria, de interponer una querella contra la jefa superior de Policía de las islas, Concepción de Vega, y un periodista en relación a la instrucción del Grupo Europa, una pieza separada del 'Caso Faycán' de Telde (Gran Canaria). No obstante, ve "legítimo el ejercicio de defensa" por parte del también vicepresidente regional.

En un acto público en la capital grancanaria, Darias aseguró que se siente "abochornada del espectáculo" al que se está asistiendo en las islas ante la reciente publicación de 'Época', en la que, bajo el título 'Un Gal sin crímenes en Canarias', se revelan presuntas irregularidades policiales en las supuestas tramas de corrupción en los municipios grancanarios de Telde y Mogán con el fin de implicar a cargos del PP.

"Estamos asistiendo a un bochornoso espectáculo en el que una vez más el actor principal es el mismo y, además, no para ser protagonista de buenas noticias sino para una vez más intentar desacreditar y poner en tela de juicio el trabajo que realizan las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y, por si esto no fuera poco ya hemos visto que tampoco tiene límites a la hora de intentar desacreditar a Fiscalía, judicatura o a quien sean necesario llevarse por delante", añadió Darias, que reveló que en la toma de declaración de Francisco Benítez Cambreleng, denunciante e imputado en la trama del Grupo Europa, ante la Policía "no había ningún periodista".

A su juicio, "es necesario reiterar la confianza en todas las instituciones que conforman el Estado de Derecho en pedir nuevamente el respeto más absoluto al trabajo que realizan las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, cuyo único cometido es perseguir a los delincuentes y ponerlos a disposición judicial, actuando siempre de conformidad con el ordenamiento jurídico".

En este sentido, valoró el "trabajo realizado de forma profesional, íntegra y honesta" de la Policía Nacional y resaltó que "resolución judicial tras resolución judicial se viene acreditando el buen hacer de esta actuación conforme a derecho".

Asimismo, advirtió de que "las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado van a seguir persiguiendo a los que cometen ilícitos penales y poniéndoles a disposición judicial". A este respecto, señaló que "hay que quienes pueden optar por varias vías, estar al lado de quienes administran justicia y ponen a disposición de los tribunales de justicia a los delincuentes o situarse al margen de ellos".

"ALLÁ CADA QUIEN CON LO QUE QUIERA HACER"

"Allá cada quien con lo que quiera hacer, pero ya cada quién tendrá que responder bien ante los tribunales de justicia o ante la ciudadanía", apostilló.

Confesó que, como responsable público, se siente "abochornada del espectáculo al que estamos asistiendo", al tiempo que incidió en que "quien considere que alguna actuación no ha sido conforme a derecho están los tribunales de justicia para determinar si esto ha sido así o no, pero ya está bien de intentos de linchamiento y de intentar desacreditar a las instituciones que conforman el Estado de Derecho", subrayó.

"Ya está bien de montajes que duran lo que duran. Es hora de pasar página", remarcó la delegada del Gobierno en las islas, para quien "es legítimo el ejercicio de la defensa por quienes así lo tengan que hacer, es algo comprensible".

Sin embargo, destacó que "lo que no es admisible ni tolerable es que se difame, se falte a la verdad y se intente meter en el mismo saco a todo el mundo".

LLAMAMIENTO AL "SOSIEGO"

A su juicio "falta sosiego" y señaló que "Canarias tiene que ser portadora de otras noticias que no son éstas". Además, espetó a Soria que "hay que ser excesivamente cuidadoso con las obsesiones, que no son buenas compañeras".

Darias insistió en que "quien crea que alguien o algunos no han actuado conforme a derecho que acuda a donde hay que acudir, pero es necesario ya no un punto y aparte sino un punto y final".

"Estamos cansados de situaciones que no son beneficiosas para nadie", agregó la delegada del Gobierno, que recordó que la instrucción del 'caso Faycán' finalizó con 37 imputados, pero "intentan invertir el calcetín y decir que hay tres que no". "La realidad es una por mucho que les duela, podrán intentar desacreditar muchas cosas pero lamentablemente la realidad es así de tozuda", sentenció.