Desarticulada una red con 11 implicados, que introducían pakistaníes en Asturias

  • Oviedo, 25 may (EFE).- La Policía Nacional ha desarticulado un red en Oviedo dirigida por dos pakistaníes y en la que están implicados además nueve españoles, que durante los años 2004 y 2005, principalmente, se dedicaban a introducir a ciudadanos del país asiático en Asturias mediante un sistema de contratación ilícito.

Desarticulada una red con 11 implicados, que introducían pakistaníes en Asturias

Desarticulada una red con 11 implicados, que introducían pakistaníes en Asturias

Oviedo, 25 may (EFE).- La Policía Nacional ha desarticulado un red en Oviedo dirigida por dos pakistaníes y en la que están implicados además nueve españoles, que durante los años 2004 y 2005, principalmente, se dedicaban a introducir a ciudadanos del país asiático en Asturias mediante un sistema de contratación ilícito.

El delegado del Gobierno en Asturias, Antonio Trevín, y el jefe superior de Policía en el Principado, Baldomero Araujo, han informado hoy en rueda de prensa de esta operación denominada "Jaipur", que ha sido dirigida por la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras.

A estas once personas se les considera presuntos autores de delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros en España, favorecimiento de la inmigración ilegal, contra los derechos de los trabajadores y falsedad en documento público u oficial.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Oviedo, que decretó su libertad provisional con cargos con la obligación de presentación ante el mismo.

La Policía inició las investigaciones para desmantelar esta red en el segundo semestre de 2008 ante el alto número de expedientes de trabajadores procedentes de Pakistán para trabajar como empleados del hogar con carácter interno que se había producido durante los últimos años, un total de 39.

La red estaba dirigida por dos ciudadanos pakistaníes que eran los encargados de traer a sus paisanos para trabajar en Asturias, cobrándoles de 3.000 a 8.000 euros, lo que suponía que estas personas contraían una deuda con esta organización durante años en los que eran empleados en condiciones casi de "esclavitud", según ha subrayado Araujo.

El máximo cabecilla de la red es un ciudadano pakistaní que regenta varios establecimientos hosteleros en Oviedo y San Martín del Rey Aurelio y que contactaba con españoles que, a cambio de dinero, estaban dispuestos a figurar como empleadores en las solicitudes para contratar a estos inmigrantes.

Los "falsos empleadores" eran personas a las que su situación económica no les permitía hacer frente ni al pago de los salarios, ni del alojamiento, ni tampoco a la manutención que suponía tener a un empleado de hogar interno en su domicilio.

Con esta primera solicitud para trabajar en España, se iniciaba el proceso para conseguir la Autorización de Residencia Inicial, lo que implicaba el traslado de los ciudadanos pakistaníes.

Estas personas eran afiliadas y dadas de alta en la Seguridad Social y eran empleados como obra barata en los establecimientos de hostelería y de restauración del cabecilla de la red.

Los pakistaníes relacionados con esta organización se encuentran en la región desempeñando trabajos ilegales, ya que el permiso que les fue concedido era para desempeñar trabajos domésticos.

Araujo ha adelantado que probablemente no se les va a tramitar expedientes de expulsión a estos 39 pakistaníes que han entrado en la región de esta manera ilícita, a los que se han sumado otras diecisiete personas debido a la reagrupación familiar.

La Policía destaca que todo el proceso de tramitación de documentación laboral estaba revestido de los formalismos que marca la vigente Ley de Extranjería, pero en realidad, era un procedimiento "viciado desde el principio, ya que encubría un negocio orientado al beneficio de unos pocos promoviendo la introducción ilegal de personas".

En esta investigación han colaborado la Oficina Única de Extranjeros de la Delegación del Gobierno en Asturias, la Tesorería General de la Seguridad Social, el Instituto Nacional de la Seguridad Social y la Agencia Tributaria.

También ha intervenido la Dirección General de Trabajo y Empleo, los Servicios de Estadística de los ayuntamientos de Oviedo y Gijón; la oficina Virtual del Catastro, el Registro Mercantil de Oviedo y la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social.