Detenida en Pego (Alicante) una pareja que presuntamente manipulaba armas inutilizadas para traficar con ellas

ALICANTE, 25 (EUROPA PRESS)

Efectivos de la Guardia Civil detuvieron el pasado jueves, 21 de mayo, en Pego (Alicante) a una pareja que presuntamente se dedicaba a manipular armas legalmente inutilizadas para que volvieran a disparar y después las vendía, según informaron hoy en un comunicado fuentes de la Comandancia de Alicante.

La investigación se iniciaron hace un año, con la detención de otras dos personas, a quines les fueron decomisadas cuatro armas de procedencia ilegal. La operación culminó con el arresto de la pareja, de nacionalidad lituana e identificada como A.S., varón de 36 años, y J.K. mujer de 32 años, como presuntos autores de los delitos de tráfico de armas, tenencia ilícita de armas y contra la salud pública. Al hombre le constaba una orden europea de detención y extradición.

Tras la primera detención, los agentes trataron de averiguar el origen de las armas incautadas. Tres de ellas eran de procedencia nacional, con el número de identificación borrado, y una china, que ni tan siquiera lo tenía. Todas ellas estaban preparadas para hacer fuego real, a pesar de que las primeras se encontraban inicialmente inutilizadas, pero por medio de un laborioso proceso fueron rehabilitadas y volvieron a disponer de capacidad para disparar.

La recuperación de los números de serie fue infructuosa en tres de ellas pero, después de un "minucioso trabajo", se logró conocer el de una, descubriéndose de ella que, tras pasar por varias armerías del País Vasco y Cataluña, fue vendida en el mes de abril de 2008 a la persona que ahora ha sido detenida, A.S.

Con esta información, la Guardia Civil centró sus investigaciones en la localización y detención de este hombre. Finalmente, el pasado 21 fue detenido, junto a una mujer, en su domicilio de Pego, donde también fueron halladas dos escopetas con los cañones y culatas recortadas y con el número de serie borrado, numerosas herramientas y útiles para la manipulación de éstas, tales como un torno de precisión o 77 planchas metálicas con números y letras para troquelar, así como numerosos cartuchos y 1,5 kilogramos de hachís.

De las investigaciones practicadas, se desprende que A.S. supuestamente compraba armas de fuego legalmente inutilizadas y que. después de un laboriosos proceso de manipulación, lograba darles de nuevo la capacidad de hacer fuego real, y después las vendía, según señalaron las mismas fuentes.