Dimas Martín es uno de los imputados en la trama de corrupción de Lanzarote

  • Las Palmas de Gran Canaria, 25 may (EFE).- El líder del PIL, Dimas Martín, que se encuentra en prisión cumpliendo una condena de 8 años de prisión, es uno de los diez detenidos en la trama de corrupción de Lanzarote, junto a su hija Elena Martín y dos concejales del Partido de Independientes de Lanzarote.

Las Palmas de Gran Canaria, 25 may (EFE).- El líder del PIL, Dimas Martín, que se encuentra en prisión cumpliendo una condena de 8 años de prisión, es uno de los diez detenidos en la trama de corrupción de Lanzarote, junto a su hija Elena Martín y dos concejales del Partido de Independientes de Lanzarote.

Según informaron a Efe fuentes de la investigación, otro de los detenidos en la operación es el empresario Segundo Rodríguez, ex alcalde de Tinajo y ex vicepresidente del Cabildo de Lanzarote, y que fue secretario general del PSC-PSOE de Lanzarote durante mucho años.

Diez personas han sido detenidas hoy, tras un registro en el ayuntamiento de Arrecife de Lanzarote, en una operación anticorrupción contra concejales, funcionarios y empresarios del consistorio lanzaroteño, entre ellos varios políticos del PIL (Partido de Independientes de Lanzarote).

Según informó el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, que no ha facilitado ningún nombre de los arrestados, entre los detenidos se encuentra un ex presidente del Cabildo de Lanzarote, dos concejales del Ayuntamiento de Arrecife, dos funcionarios del consistorio y varios empresarios.

A los detenidos se les imputa delitos contra la Administración Pública, cohecho, prevaricación, tráfico de influencias, negociaciones y actividades prohibidas a funcionarios públicos, exacciones ilegales y contra la ordenación del territorio.

Según testigos presenciales, en el Ayuntamiento de la capital lanzaroteña, que fue acordonado por la Guardia Civil, han sido detenidos el primer teniente Ubaldo Becerra (PIL); el concejal de concejal de Urbanisno y Hacienda, José Miguel Rodríguez (PIL); el ingeniero jefe de la oficina técnica municipal, Rafael Arrocha, y la jefa del servicio de contratación del ayuntamiento, la abogada Elena Martín (PIL).

El pasado 8 de mayo, Dimas Martín ingresó de nuevo en la prisión de Tahiche después de que la sección primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas le devolviera al segundo grado penitenciario por los "nulos" esfuerzos que había hecho por pagar los 2.400.000 euros que debe en concepto de responsabilidad civil de sus condenas.

Además, la Audiencia de Las Palmas consideró que la Administración penitenciaria y el juzgado de vigilancia penitenciaria actuaron con "precipitación" al conceder hace unos meses a Martín el tercer grado, que le ha permitido salir de la cárcel y disfrutar de permisos.

Dimas Martín, que ingresó en prisión para cumplir esta condena el 21 de diciembre de 2006, ya disfrutó durante varios meses del tercer grado durante el cumplimiento de la condena impuesta por la Audiencia de Las Palmas por un delito de malversación de caudales públicos y sendos delitos contra Hacienda y la Seguridad Social cometidos durante su gestión al frente del complejo agroindustrial de Teguise, a finales de la década de los ochenta.

En concreto, el 20 de diciembre de 2007, Martín, líder del PIL (Partido de Independientes de Lanzarote), abandonó la prisión gracias al tercer grado concedido por la Junta de Tratamiento del centro penitenciario de Tahíche, pero a principios de agosto de 2008 este beneficio le fue revocado por un auto de la Audiencia de Las Palmas a petición del fiscal.

La Audiencia de Las Palmas condenó a Dimas Martín, ex presidente del Cabildo de Lanzarote, a seis años y a inhabilitación absoluta por un tiempo de 15 años como consecuencia de un delito de malversación de caudales públicos, mientras que fue absuelto de defraudación del impuesto de sociedades, falsificación de documentos mercantiles y estafa.

El tribunal le condenó también por fraude a la Hacienda Pública a un año de prisión y a pagar una multa de 2,4 millones de euros y a la pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas y el derecho a gozar de beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social por tres años.

Asimismo, fue condenado a otro año de prisión y a abonar otra multa de cerca de un millón de euros por el delito cometido contra la Seguridad Social, por el que además también perdía por otros tres años la posibilidad de gozar de subvenciones o ayudas públicas y el derecho a disfrutar de beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social.

La Audiencia consideró probado que el acusado se apropió de 2,3 millones de euros del Complejo Agroindustrial, del que fue su responsable como presidente entre 1991 y 1994.

Según la resolución, Dimas Martín en nombre y representación de la Empresa Municipal Agrícola de Teguise, Emamtsa, o también conocida por Complejo Agroindustrial, presentó en 1991 una solicitud de subvención pública ante la Consejería de Agricultura y Pesca del gobierno canario falseando las condiciones requeridas para su concesión.

El acusado obtuvo la ayuda de 1,2 millones de euros ese año, y Emamtsa la destinó a los agricultores que comercializaron cebolla a través de ella, pero no se aplicó a dicha finalidad la totalidad del importe de la subvención, según la sentencia, que añade que dejó de ingresar en la Tesorería de la Seguridad Social la cuota empresarial y obrera desde abril de 1991 hasta febrero de 1994.