Diputados del PP suspendidos de militancia permanecerán en el Grupo Popular porque es una medida cautelar

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

Los tres diputados autonómicos del PP imputados en la Operación Gürtel que ayer fueron suspendidos cautelarmente de militancia por su partido, Benjamín Martín Vasco, Alfonso Bosch y el ex consejero regional Alberto López Viejo, permanecerán en el Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Madrid, aunque apartados de sus tareas habituales.

"Hay responsabilidad política después de que haya una decisión judicial, no antes. La presunción de inocencia consta para los tres imputados del PP como consta también para el señor (Francisco) Pérez Ráez del PSOE o la señora (Esperanza) Rozas del PSOE, que también están inmersos en causas judiciales", destacó el portavoz adjunto del Grupo, Juan Soler, en la Asamblea de Madrid.

Soler explicó que "en este momento, al estar suspendidos de militancia, no son exactamente independientes, sino que son personas del PP que no ejercen como militantes", y dijo que la consecuencia política es que los diputados "están apartados de los trabajos habituales y cotidianos del partido". "Es una medida cautelar que no es definitiva", indicó.

"Cuando el procedimiento judicial termine, con su inocencia como esperamos todos, se les reintegraría al partido en sus habituales actividades. Si fueran condenados, en ese momento se les expulsaría del partido, como así prevén los Estatutos", aseguró a renglón seguido y destacó que es "una medida cautelar que ya se había producido en otros casos".

"Ante la opinión pública el partido quiere dejar claro que cuando un militante se encuentra en una causa judicial de estas características se toman una medidas cautelares, que no suponen que creamos que sean culpables ni nada parecido. Simplemente, entendemos que se les debe separar del partido, incluso por su propio interés, para que puedan ejercer su defensa como mejor convenga, independientemente del partido en el que militan", aseguró Soler preguntado por las causas que han llevado al PP a suspender de militancia a estos diputados.

Soler indicó que la suspensión de militancia es algo que ya había ocurrido antes, pero añadió que "lo que no se había producido es una fianza tan alta" como la que se ha puesto a Martín Vasco (955.000 euros). "No conocemos, ni creo que conozcan incluso los propios imputados, cuáles son todas las cuestiones alrededor del asunto porque el sumario es secreto, y por tanto, se les ha puesto una fianza que es algo distinto a lo que venía ocurriendo en estos casos", destacó.

"No estamos convencidos de nada porque hay una causa que se está juzgando. Lo que creemos o lo que desearíamos es que fueran inocentes. Ahora bien, la inocencia o la culpabilidad la determinará el juez en su momento", destacó Soler.