Directivos de FEVE inspeccionarán la última fase de la favricación de las nuevas unidades de trenes

OVIEDO, 27 (EUROPA PRESS)

El comité ejecutivo de Feve, encabezado por su presidente, Ángel Villalba, y su director general, Amador Robles, acompañados por los máximos responsables de los sindicatos UGT, CC.OO., CGT y SEMAF de Feve, realizarán mañana una visita técnica para inspeccionar la última fase del proceso de fabricación de la primera de las unidades Serie 2700 de Feve. La visita tendrá lugar a las 12,00 horas, en las instalaciones de Sunsundegui, en Navarra,, empresa que forma parte de la UTE liderada por CAF que se ha hecho cargo de la fabricación de las nuevas unidades.

Inicialmente se el Consejo de Administración de Feve adjudicó a la mencionada UTE la construcción de 12 Unidades de Tracción Diésel Hidráulica (UTDH) 2700, cuya contratación data de diciembre de 2007. Justo un año después el Consejo de Administración autorizó la ampliación del contrato base con 11 unidades más, dando lugar a un total de 23 Unidades, construidas en dos fases, y cuyo importe global ascenderá a 79,62 millones de euros.

Los trenes cuentan con avanzada tecnología actual para unidades diésel, y podrán alcanzar los 120 km/h, una velocidad elevada para unidades de vía métrica, debido a las actuales exigencias de la compañía ferroviaria, que está poniendo en marcha circulaciones directas entre poblaciones de amplia demanda. Dotados de altos valores de aceleración y frenada, el diseño aerodinámico de las unidades proporciona un menor coeficiente de penetración y facilitará la obtención de las velocidades precisadas.

Los nuevos trenes dispondrán capacidad para 90 plazas, con cómodos asientos reorientables según el sentido de la marcha, dotados de reposacabezas y reposabrazos, y con tapizado ignífugo. Su interior estará dotado de aire acondicionado, pantallas para la emisión de películas, megafonía, paneles de señalización, sonorización independiente para cada asiento, servicios con sistema cerrado de recogida de residuos, etc. La comodidad se garantiza también gracias a la suspensión secundaria neumática con la que están dotados los bogies.

Las unidades se fabricarán con las máximas condiciones de accesibilidad para personas de movilidad reducida, que cuentan zona reservada dentro de cada tren y rampa automática para facilitar el acceso al interior de las unidades. La composición de los trenes será de dos coches, ambos motorizados, pudiéndose acoplar hasta cuatro composiciones mediante enganches automáticos.

La adquisición de las nuevas unidades 2700 forma parte del plan de modernización de material móvil. El presupuesto previsto, de 120 millones de euros, constituye una cifra histórica para Feve, y gracias a ella la empresa contará con una de las flotas para ancho métrico más modernas del mundo. La renovación del parque de material es una de las prioridades de Feve.

La compañía ferroviaria precisa de trenes con mayor eficiencia energética y operacional, y que puedan alcanzar velocidades superiores a las actuales, ya que parte de la oferta comercial se está conduciendo hacia los servicios directos y semidirectos con sustanciales reducciones de los tiempos de recorrido. Por ello la empresa va incrementar el ritmo de renovación de sus trenes.