Dos años de prisión para una mujer que clavó un cuchillo en el pecho a su ex novio

Ambos compartían piso tras su ruptura e iniciaron una discusión en la que él también la agredió

SANTANDER, 24 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de lo Penal número 2 de Santander ha impuesto una pena de dos años de prisión a una mujer que clavó un cuchillo en el pecho a su ex novio, con el que compartía piso tras la ruptura sentimental, y que también ha sido condenado, a diez meses de prisión, por golpearla.

Ambos mantuvieron una relación sentimental de tres meses de duración. Pero a su término, en abril de 2006, continuaron residiendo en el mismo domicilio, en la localidad de Guarnizo, si bien en habitaciones separadas.

La mujer, N.H.H., optó por alquilar la suya a una pareja y dormir ella en el salón, hasta que, en junio de 2006, él, P.J.P.S., la despertó e inició una discusión con su ex novia, ya que pretendía resolver el alquiler de la vivienda.

En el transcurso de la discusión ambos se agredieron físicamente y se golpearon. Ante la diferencia de complexiones entre ambos, ella cogió un cuchillo de cocina con una hoja de 22 centímetros y se subió al sofá, para intentar compensar la diferencia de estatura.

Desde ahí le clavó el cuchillo a P.J.P.S., a la altura del costado izquierdo, causándole una herida en el abdomen que le perforó el estomago, por lo que requirió una intervención quirúrgica y estancia en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Por su parte, él provocó a su ex novia contusiones en hombro y brazo. Se dictó un auto de alejamiento que prohibía a la mujer acercarse a P.J.P.S. a menos de 300 metros durante la tramitación de la causa.

Por estos hechos, la mujer es condenada, por un delito de violencia doméstica con la atenuante de legítima defensa, a dos años de prisión y a otros dos de prohibición tanto de acercarse a menos de 300 metros de su ex novio como de comunicar por él por cualquier medio.

Y a él se le condena también por un delito de violencia doméstica, a diez meses de prisión y dos años de prohibición tanto de acercamiento como de comunicación con su ex novia. El hombre deberá recibir una indemnización de 3.827 euros de ella por las lesiones y secuelas sufridas.