Dos de los policías de San Juan retornan al servicio y el Sppme sopesa denunciar al alcalde por 'mobbing'

La inspección médica analiza mañana los casos de otros ocho agentes dados de baja por "estrés o ansiedad"

SAN JUAN DE AZNALFARACHE (SEVILLA), 31 (EUROPA PRESS)

El Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme) se reunirá mañana con su gabinete jurídico para decidir qué acciones llevar a cabo ante el alcalde de San Juan de Aznalfarache (Sevilla), Juan Ramón Troncoso (PSOE), y determinar una posible denuncia por 'mobbing' dada la advertencia del regidor en cuanto a posibles expedientes informativos por la "huelga encubierta" protagonizada por 23 agentes dados de baja alegando "estrés o ansiedad".

El delegado del Sppme en el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache, Miguel Ángel Ordaz, señaló a Europa Press que el alcalde reclamó a la Consejería de Salud la inspección de las bajas laborales que padecían 23 de los 25 miembros del Cuerpo de Policía Local del municipio, tras lo que la inspección médica dio de alta, en el transcurso de la semana, a dos de los agentes.

En este sentido, mañana por la mañana, ocho de los agentes que continúan dados de baja serán revisados por la "inspección médica donde les valorarán para darles el alta o no". Las bajas laborales se solicitaron alegando "ansiedad o estrés" en el 90 por ciento de los casos, extremo que el Sppme atribuye a los "insoportables" turnos organizados por el Consistorio.

Asimismo, desde el sindicato aclararon que "de todos modos" impugnarán el alta "dada por la unidad de valoración médica", ya que no están de acuerdo con ella, independientemente de que recurran al escrito del alcalde, "entendiendo que hay un agravio comparativo", por lo que se plantearán la denuncia por 'mobbing'.

Como ya informó el Ayuntamiento de San Juan, está situación se produjo también con motivo de la salida de las hermandades en Semana Santa y supone "una merma del servicio de seguridad ciudadana" ya que sólo dos agentes continuaron de servicio ante las bajas del resto de la plantilla de Policía Local.

El Ayuntamiento puso la situación en conocimiento de los organismos competentes, el delegado provincial de la Consejería de Salud, Francisco Cuberta, y el Servicio de Coordinación de la Unidad de Valoración Médica e Incapacidades, para que se inspeccionara "la casual sucesión de bajas médicas del 90 por ciento de la plantilla de la Policía Local ante la inminencia de eventos planificados con antelación".