Echeverría asegura que los parados pagarían el incremento salarial solicitado por los trabajadores de Metro

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El consejero de Transportes en Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, José Ignacio Echeverría, señaló hoy que si el Gobierno regional aceptase las peticiones "desmesuradas" de los trabajadores de Metro en el marco de la negociación del convenio colectivo "las tendrían que pagar madrileños que están en el paro".

En este sentido, recordó que Metro se financia a través de dinero público y, por tanto, "a través de los impuestos que pagan todos los madrileños".

Asimismo, Echeverría explicó que la Consejería no puede aceptar la petición de aumento salarial hecha por los trabajadores por las limitaciones que imponen las leyes de presupuestos del Gobierno de España y de la Comunidad de Madrid, que ponen un límite del 2 por ciento al incremento de la base salarial lineal". "Tenemos que respetar la ley, y además estamos viendo otro tipo de mejoras que no tengan que ver con el incremento salarial puro y duro", dijo.

En este sentido, calificó de "burrada" las peticiones iniciales de los trabajadores que demandaban "un incremento de prácticamente el 43 por ciento de la masa salarial". Así, subrayó que este tipo de planteamientos son "de imposible cumplimiento" y señaló que "es necesario poner sentido común encima de la mesa".

Por ello, el consejero pidió a los trabajadores de Metro "que se den cuenta que sus peticiones rebasan lo que sería una petición normal en este momento. Todo lo que se diga que sí y se acuerde tiene que tener una financiación.

De igual manera, recalcó que cuando los trabajadores hacen sus peticiones legítimas "se tienen que dar cuenta de la situación general que hay de crisis". "No se puede pedir más de lo que se puede dar", añadió.

Por otro lado, el responsable de infraestructuras del ejecutivo regional indicó que los empleados "son unos privilegiados y tienen que darse cuenta que en una situación de crisis es un privilegio trabajar en una empresa donde no se plantea ningún problema de riesgo laboral, no hay amenaza de despido ni de crisis y que, además, es una empresa muy valorada por todos los madrileños". "Esa seguridad les convierte en trabajadores privilegiados en la situación que estamos", añadió.

Respecto a las negociaciones del convenio colectivo señaló que "hay temas en los que se está avanzando y Metro está haciendo el mayor esfuerzo en llegar a un acuerdo dentro del equilibrio". "Seguimos hablando y el lunes hay una asamblea de los trabajadores en la que tomarán una decisión sobre si continúan con los paros en el servicio", agregó.

Por último, dijo que desde la empresa y la Comunidad agotarán todo el tiempo que sea necesario para llegar a un acuerdo y pidió a los trabajadores que "reflexionen sobre su decisión".